Archivo mensual: noviembre 2006

Cómo tener un teléfono móvil de contrato en UK

Mirando la publicidad de un periódico me enteré de una buena oferta de contrato de teléfono móvil que incluía el teléfono gratis, así que decidí jubilar mi tarjeta pre-pago y pasarme al lado lujoso de la vida. Pero al pensar que eso sería tan fácil como poner los datos de mi tarjeta de crédito y esperar a que el paquete llegara a casa, estaba muy, pero que muy equivocado.

Y lo digo porque en el momento de introducir los datos de mi tarjeta de crédito, la página web me pidió permiso para hacer un chequeo de mis posibilidades de crédito. Pensé que si lo que quieren es comprobar si la tarjeta es falsa, no hace falta que me pidan permiso. Así que le dí al OK y la página me dijo que recibiría un email con los resultados. Pero esto no era inmediato? Habrá que esperar.

Al cabo de dos días recibo un escueto email que dice:

“Desgraciadamente, a causa de su “credit status” no nos es posible ofrecerle un teléfono de pago mensual”

A causa de mi qué? Algunas averiguaciones me llevaron a descubrir que cuando preguntan si pueden chequear mi crédito, lo que hacen es contactar con una empresa especializada. Esta empresa tiene datos personales de cada persona, como por ejemplo las casas donde ha vivido, el número de cuentas corrientes, dónde las tiene, si ha estado alguna vez en números rojos, si ha dejado de pagar alguna factura a tiempo en toda su vida, si ha estado en prisión y otro tipo de información. O lo que es lo mismo, una lista negra. Que yo sepa, nunca he dado permiso a nadie para almacenar esos datos. Eso es ilegal en España según la Ley de Protección de Datos.

Pero aún hay más. Esa compañía vende esos datos a otras compañías, que los usan para saber si conceden créditos a sus clientes. Claro, como que te piden permiso para acceder a ellos, se supone que ya es legal… al fin y al cabo te puedes negar (y quedarte sin el crédito). Y qué ocurre si esos datos, que no sabes de donde han sacado, son incorrectos, lo que provoca que te rechacen el crédito? Bueno, la Ley te protege. Por ley, tienes derecho a acceder a la información que de ti venden a otros. Puedes solicitar un “statutory credit report“, previo pago de 2 libras (recuerdo, para saber si están vendiendo información errónea sobre ti). La solicitud será por escrito, tardará una semana en ser procesada, y será una lista incomprensible de datos. Si hay algún dato erróneo, puedes escribir una carta, y tus datos serán corregidos en un plazo máximo de 28 días. Así que el proceso entero puede durar unos 40 días, incluyendo el tiempo que tarden las cartas en llegar.

Pero claro, también puedes solicitar on-line tu “Credit Rating“, al que tendrás acceso de inmediato, tras pagar on-line 16,95 libras, donde se explica cómo interpretan las empresas cada uno de los apartados, donde se te informa de cómo puedes mejorar cómo te ven las empresas, y donde puedes modificar los errores con efecto inmediato.

Pero bueno, de todos modos, no estoy pidiendo una hipoteca, sólo quiero pagar 17 miserables libras al mes. Y qué es eso de un teléfono de pago mensual? O sea que la oferta no era un contrato mensual y teléfono de regalo, sino que estás pagando el teléfono a plazos. Yo sólo quiero un contrato! Démelo más barato y el teléfono me lo compro yo, que soy mayorcito.

Así que pensé “yo me quedo sin contrato, y ellos se quedan sin venta”. Pero hace poco vi otra oferta interesante. Esta vez con otra compañía, y tenía que ir a la tienda en persona. Creí que eso cambiaba las cosas… pero no. De nuevo rechazado por mi mal crédito.

Ya un poco harto decidí gastarme las 16,95 libras para comprar el “Credit Rating” y saber qué mentiras estaban diciendo sobre mi, saberlo de inmediato, y corregirlo de inmediato.

Entré en la página web, puse mis datos, la tarjeta de crédito y voila! El mensaje en la pantalla fué:

Imposible verificar su identidad

Así que era eso! Para ellos no existo. Llamé a uno de mis compañeros de piso para asegurarme de que yo era yo y anoté el número de teléfono al que me hacían llamar. Desgraciadamente debería esperar dos días porque el horario de atención al cliente era de 9 a 5 en días laborables, y aquello era un sábado.

El lunes llamé, y tras esperar unos minutos con música insoportable y una voz de mujer que decía “su llamada es importante para nosotros, no se retire” pude hablar con una señorita que me informó que efectivamente, no tenían datos sobre mi, con lo cual, las compañías de teléfono, en vez de decirme eso, simplemente me trataban como a un mal pagador. La señorita me sugirió que les enviara dos facturas donde apareciera claramente mi nombre y dirección. Por qué no darles simplemente mi carnet de identidad de extranjero? Pues porque aquí o hay de eso, ni tampoco carnet para los locales. Dicen que es invasión de la privacidad. Así que les tuve que enviar dos facturas para demostrarles que soy quien digo ser, y que vivo donde digo vivir. Bueno, por lo menos en mi caso no me puedo quejar de que tienen información sin mi permiso… se la he enviado yo.

Pero ahí no se acaba todo. Habrá más. Estoy esperando su respuesta…

Ver segunda parte 

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Cabreo, Cultura Inglesa

Un chocolate caliente por favor

Las cosas claras y el chocolate espeso. Con la llegada del frío apetece meterse en un café o chocolatería y tomar un buen chocolate caliente acompañando una buena conversación. Pero ojo! Hacerlo en Londres puede esconder sorpresas.

Pues nada, que entras en el local y pides un chocolate caliente. El dependiente, pregunta “con nata o sin nata”. Esto promete, te dices a ti mismo. Decides tirar la casa por la ventana: “con nata”, dices con aplomo.

Para tu sorpresa, te sirven un señor tazón con su nata y un polvillo de chocolate encima. La nata es la típica de maquina cafetera, no la consistente, pero bueno, la presentación da el pego.

No pides churros, porque ya sabes que esto es Londres, y no tienen de eso. Tampoco ensaimadas. Pero no vas a dejar que eso te arruine el momento. Tomas la cucharilla, te preparas para sumergirla en el espeso chocolate y… Pero qué está pasando? Bajo la nata sólo hay líquido! Es solo leche con Nesquick (o ColaCao, según el gusto).

Y sólo te queda la opción de sorberlo o beber directamente el líquido con ligero sabor a chocolate… Con aquella sensación de que aquí las cosas no están muy claras.

7 comentarios

Archivado bajo Cultura Inglesa

Mr. Proper no vive aquí

Este fin de semana me tocaba a mi limpiar la casa (a veces creo que soy el único que respeta la norma). Y eso me ha traido a la memoria una vez más una de las más increibles diferencias culturales del Reino Unido.

Limpiar el baño no es una tarea que uno pueda disfrutar (aunque repasar a voz en grito los grandes éxitos de ABBA puede hacerlo más llevadero, si no más surrealista). Mi proceso habitual en España era verter algo de esos productos de limpieza de colores sobre la bañera o directamente sobre la esponja, y empezar a frotar para producir la espuma cuyo efecto dejaba mi baño tan deslumbrante que quien entrara debía usar gafas de sol.

Pero en Londres sólo he podido encontrar productos en una botellita al estilo limpiacristales con su “spray”. Se usa aplicándolo sobre las superficies a limpiar, se deja dos minutos, y se aclara con agua. Como que ya tenía la mosca detrás de la oreja, he estado investigando, y no es que yo no lo encuentre, es que este tipo de spray es lo único que existe.

Para salir de dudas, he buscado uno de mis productos favoritos. Y he descubierto que pertenece a la compañía Procter & Gamble. Y que el producto existe en Alemania, Francia o Suiza, pero al llegar a la página del Reino Unido no está ahí, sino que está precisamente el producto que yo uilizo.

La conclusión salta a la vista. Mientras que la Europa continental limpia sus baños frotando, los británicos hacen “flush flush” sobre bañera y lavamanos, aclaran con agua y a otra cosa. Eficiente! Son o no son un país avanzado? Hay quien achacará semejante compoortamiento a la gandulería o la falta de higiene, aunque yo me decanto por la hipótesis de la eficiencia.

2 comentarios

Archivado bajo Cultura Inglesa

Actitud para tener un buen lunes

Hoy lo he visto claro. La mejor manera de afrontar el Lunes y el resto de la semana con aquella alegría propia de quien disfruta de la semana.

He parado la alarma, desconectado el snooze y me he dormido. Abro los ojos. Es tarde. Me levanto. Hace un frío de narices. Ducha y desayuno atropellado. Me visto.

Llego al adén. Retraso en el paso de los trenes a causa de un tren defectuoso. Llego a Bank. Circulo por los pasillos hasta el andén de la Northern Line. No puedo entrar en el andén por la cantidad de gente que espera. Pasa el primer tren, el andén se vacía algo y me abro camino. Hace calor, y no es la calefacción (en verano supera los 40 grados). Hay retrasos por “acciones de pasajeros” en tres estaciones. El tren va a estar hasta los topes. Me quito la chaqueta. Llega el tren. Este se va a ir sin mi.

Enlatados

El segundo tren llega, 5 minutos más tarde.Una masa de gente sale. Espero paciente. Es momento de entrar. La gente esperando detrás de mi me mete literalmente en el tren. Aún así me quedo casi en la puerta. Al cerrarse su forma semicircular me golpea en la cabeza. En el vagón no hay sitio para respirar. Alguien está tras de mi aplastado contra la puerta. La mezcla de perfume con el olor humano es terrible (será cierto que en Europa la gente no se ducha cada día).

Primera parada. Moorgate. Medio vagón se baja. Inútil, el sudor ya me cae por la espalda. Me coloco cerca de la puerta para poder salir del vagón disparado. Siguiente parada, Old Street. Salgo. Escaleras. Más escaleras. Aprovecho para ponerme el abrigo aunque todavía estoy sudado. Paso por la canceladora. Más escaleras. Está lloviendo y hace frío. Me subo la cremallera hasta la nariz, no estoy de humor para coger un resfriado. Hoy nada puede salir bien.

Ir en metro al trabajo en Londres es como bajar al Infierno. Cuando llegas a la oficina, entre sudado, malhunorado, cansado, todo se ve negro. Nada puede salir bien. Y ante tan malas expectativas, cualquier cosa que pasa te alegra el día. Y al final dices, bueno, tampoco ha salido tan mal el día. Y todo gracias al metro.

4 comentarios

Archivado bajo Londres, Tube

Qué es Networking?

Leyendo reflexiones ayer me me recordó una de esas palabras de moda. Esto no pertenece a la serie “frases útiles en inglés” o “palabras útiles en inglés”. Esto va más allá, es todo un estilo de vida.

Networking lleva entre nosotros ya bastante tiempo, y forma parte de ese nuevo vocabulario de los libros de negocio (con aspecto de libro de autoayuda) acompañada por otras como “feedback”, “proactividad” o “empatía”.

Pero Networking es más que una palabra. Es el símbolo de un cambio social. No, no estoy exagerando. Porque yo había oido tiempo atrás el concepto de “capital social”, que fuera del mundillo de la contabilidad significa que tu agenda telefónica está llena y usada.

Networking va en la misma dirección, solo que mientras el “capital social” es un nombre, Networking es un verbo. Y eso es una gran diferencia. Es un nuevo enfoque a las relaciones de negocios. Ahora la gente ya no va a fiestas a emborracharse y pegarse unas risas, ahora van “to networking”. En los folletos de las conferencias ya no se destaca la oportunidad única de escuchar a los ponentes más importantes del sector, se dice que es una oportunidad única de hacer networking con lo más selecto del sector.

Y todo eso para qué? Bueno, si tienes una buena idea y una buena “network”, es posible que encuentres quien te quiera ayudar (siempre que ellos saquen un beneficio claro). Si quieres cambiar de empleo, una buena network te da más opciones de pasar por delante de otros. Ojo, eso no es enchufismo, es networking funcionando. Una buena network es la clave para tu éxito profesional. Y por ello se hacen charlas y conferencias que evidentemente acaban en en “networking dinner”, y se esriben libros que son como los de “cómo hacer amigos” pero en versión Business. El concepto es básicamente “tu me rascas la espalda a mi, yo te la rasco a ti”. Si tienes una mala racha… bueno, no es probable que tu network te saque de ella.

Así que la transformación social está ahí. Ahora ya no vas a una fiesta, vas a hacer networking. En los partidos de golf, lo de menor importancia es el golf, es una oportnidad de networking. “Cariño, que voy a llegar tarde hoy”. “Otra vez”. “Es que tengo que hacer networking”.

Nota: un encuentro con la secretaria fuera de la oficina no es networking, ok?

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

10 comentarios

Archivado bajo Modas

Frases útiles en inglés: “Get a life”

Hoy voy a hablar de una frase especialmente para aquel personaje odioso, mezquino y despreciable que todos tenemos dentro. Get a life.

La frase se podría traducir como “búscate una vida”, gracias a las múltiples traducciones que el “verbo comodín” get tiene. Su pronunciación es tal como cae, que en mi lenguaje pseudo-fonético vendría a ser algo así como “get’laif”. Obsérvese que el artículo desaparece convertido en una contracción.

“Get a life” se le espeta a alguien que tiene un hobby o un hábito extraño y que no es propio de la gente “normal” (aunque no se bien qué significa normal), como coleccionar sellos, papiroflexia o leer libros. La pronunciación es del estilo de “anda ya!”, con un cierto tono despectivo.

Esta frase és muy útil porque tiene dos efectos . Por un lado, la frase deja claro que el individuo a quien se la arrojamos es un freak, alguien totalmente fuera de la sociedad. Con su pronunciación no sólo se desprecia el hobby o hábito en si, sino que se entra en lo personal.

Por otro lado, el hecho de que le estás diciendo que se busque una vida, implícitamente dice que tu si la tienes, que eres un experto en la materia y que por lo tanto puedes ir por ahí diciendo quien la tiene y quien no. Así no solo se está destruyendo a la persona que tenemos delante, sinó que nos estamos poniendo a nosotros mismos en un pedestal.

Como se puede observar, esta frase es especialmente útil para esas personas inmaduras e inseguras que necesitan ir por ahí demostrando que són más que los demás, y cuyas inseguridades son sólo compensadas a base de degradar y humillar a los demás.

Por último decir que es una frase muy usada en Londres.

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

27 comentarios

Archivado bajo inglés

Investigaciones antiterroristas con justificante

Me cuentan que las fuerzas de seguridad están poniendo en marcha un nuevo plan para intentar impedir nuevos atentados terroristas en Londres.

Tras los atentados de Julio de 2005 y el intento fallido de 2006 la policía estaba en cada esquina. En los vestíbulos del metro había más policias y perros que usuarios. Por el bien de la ciudad, esto ha ido desapareciendo poco a poco, pero los controles siguen ahí. Un compañero de trabajo vino el otro día con noticias sobre el nuevo.

Resulta que en las estaciones más concurridas, la policía realiza registros aleatorios, no en función de raza o indumentaria, sino porque estás ahí en ese momento. Te cachean y te revisan la cartera/bolso/maleta. Nada que no sufras en un aeropuerto. Lo bueno es que al terminar te dan un papelito rosa a modo de recibo en el que pone la hora, el lugar, y dice que has sido objeto de “una investigación antiterrorista”.

Así que llegas al trabajo y el jefe te dice “tarde otra vez”, y tu le respondes “es que la policía me ha sometido a una investigación antiterrorista y eso me ha retrasado”. Y el jefe te dice que de todas las excusas que has dado, esa es de lejos la peor. Pues nada, te sacas el papelito rosa y le demuestras al jefe que es una excusa de verdad. A que son majos.

Pues eso no es todo. Parece que lo siguiente es que la policia te pare y te pida que pongas en dedo en una maquinita para verificar tu identidad. Pero ojo, con tu permiso. Así que si eres un terrorista o un atracador de bancos, te viene el agente y te dice ponga el dedo aquí, tu le dices que no, y nada, el hombre te pide disculpas y sigues tu camino.

2 comentarios

Archivado bajo Humor, Londres