iPod: qué es globalización, innovación y márketing, en términos sencillos

Hal Varian es uno de los economistas vivos más respetados. Hoy publica en el New York Times un artículo sobre un estudio realizado en la famosa Universidad Berkeley sobre el desglose del precio y costes del iPod (el ejemplo es el de 30Gb). Vale la pena emplear unos minutos en leerlos. Lo más interesante de ellos es que explican con un ejemplo claro y muy actual qué elementos componen el precio que pagamos por un producto en la tienda, en este caso, por qué un iPod vale $299 y no más o menos. Y además, explican qué es realmente la Globalización.

Después de leer el artículo y el estudio me quedo con tres puntos (si crees que vale la pena destacar más, no dudes en comentar).

Los economistas y todos esos libros de negocios definen una multinacional como una empresa con presencia en distintos países. La cultura popular dice que las Multinacionales son las culpables de la Globalización (que es muy mala, según esa cultura popular). El estudio demuestra que el iPod beneficia a seis países, no sólo a USA, donde Apple tiene su sede. Estos países son Japón, USA, China, Singapur, Taiwan y Korea (se puede argumentar que Taiwan no es un país, pero no es momento de discutir eso ahora). La cuestión es que Apple no crea los componentes y ni siquiera los ensambla. Lo hacen otras empresas. Seguro que hay empresas capaces de crear el disco duro del iPod en USA, pero sale más a cuenta pedírselo a Toshiba. Y Toshiba lo produce en China. La razón de tanta dispersión es que cada uno va a buscar lo que le sale más a cuenta. De este modo, las empresas buscando lo que les sale más a cuenta van repartiendo riqueza a nivel global. Gracias a esa Globalización, en China se generan unos puestos de trabajo que de otro modo se generarían en California.

Es interesante ver como Apple de hecho no crea el producto. Simplemente tiene una serie de acuerdos que coordina, pero el producto lo hacen otros. Aún así, se lleva $80, un 26% del precio final. Una cantidad que no está justificada ni por el coste de los productos ni por el salario de los trabajadores. Esa cantidad es la compensación por el diseño del producto, por el márketing y por la idea. Podríamos decir que ese 26% es lo que ha costado hacerlo “cool“, y que se haya convertido en el reproductor que vende más en todo el mundo, incluso en un ícono moderno (mucha gente compra el iPod no porque sea bueno sino porque es un iPod). Evidentemente también tienen que compensar las horas de los investigadores y desarrolladores. Eso tiene un coste, que para Apple son $80. Como en la vieja historia del mecánico a quien le traen un coche estropeado, lo mira, da un golpe con el martillo y cobra $100: $1 por el esfuerzo de dar un golpe y $99 por saber donde darlo. Y nadie puede negar que Apple ha dado un buen golpe.

Finalmente, $75 van a distribución. Es decir que producir un iPod vale $144,40, una vez le sumamos lo que ha costado hacerlo “cool“, el precio final es $224,40. Los $75 que faltan hasta el precio de venta al público en USA ($299) es lo que se queda la distribución y las tiendas. Un 25% del precio que se paga es lo que cuesta llevar el producto terminado hasta el consumidor final. Eso es casi lo mismo que lo que se queda Apple. Y la mitad de lo que cuesta producirlo. Parece mucho dinero para alguien que no añade ningún valor, que lo único que hace es llevarlo de un lugar a otro y ponerlo en un bonito escaparate, un mero intermediario. Así que si lo compráramos directamente en la página web de Apple, nos podríamos ahorrar un 25%. Interesante descuento (si lo compras en la página web de Apple, el precio es el mismo, y ellos se quedan el 25%; lo que digo es pura teoría).

Este desglose dice mucho sobre cómo funciona la Economía de Mercado. Es sorprendente que sólo la mitad del precio sea el coste de producirlo. Y es más sorprendente que el 25% sea la parte que se quedan los intermediarios. Viendo esto me viene a la memoria Dell, el productor de ordenadores, que hace unos años se convirtió en líder del mercado de ordenadores de bajo precio gracias entre otras cosas a que vendía todo directamente, sin intermediarios. Hace poco anunciaron que a causa de la caída de ventas online iban a empezar a vender por los canales tradicionales, es decir, tiendas. No creo que hayan estado muy contentos al ver que tienen que perder un 25% (o quizás más) para que se lo queden los intermediarios.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Economía

Una respuesta a “iPod: qué es globalización, innovación y márketing, en términos sencillos

  1. Martin Fierro

    Yo veo otra cosa. Veo que una multinacional es una organización más poderosa que muchos estados y que domina a estos mediante la presión y la corrupción. Da trabajo adonde puede sacar una diferencia, y esa diferencia invariablemente es la explotación humana llevada al máximo extremo posible. Las multinacionales dan trabajo como los proxenetas y como ellos, pervierten todo alrededor. No tienen más que un dios y un culto : Mammon. El capitalismo es sin duda el mejor sistema para poder satisfacer las necesidades materiales humanas. Pero una multinacional no es capitalismo, es maffia, es crimen organizado, pero con guantes, es propiamente el Demonio disfrazado con anteojos, traje y corbata. Lo único que vale es el esfuerzo humano a nivel humano, el negocio que hace la familia, la fábrica que conoce a sus obreros, los trabajos que dan oficio y el orgullo de una tradición laboral. Esto de hoy es pura basura, peligroso, de mal gusto, impecablemente deshonroso, burdo, propio de una cultura de patanes.¿ Hace falta decir quienes son los principales responsables de esta expansión de goma y falsa crema ?
    ¿ Qué nos puede salvar ? Solamente respetarnos, no transar con la avaricia de estas gentes, reirnos de sus sueños (porque son risibles) y vivir únicamente para los demás, nuestros hermanos, nuestra querida Patria, nuestros padres. Pensar que mucha y si no toda la desesperación que podemos sentir materialmente proviene de escuchar tantas idioteces, de ver tantas idioteces, en suma de estar pendientes de puras mentiras, las burdas patrañas que nos confunden, y siempre y únicamente para vendernos algo, sea sólido o no, pero vendernos. Siempre hay un tarado arriba de todo ingeniándoselas para convertir lo inútil en imprescindible.En inglés tiene un término exacto, y es así porque el inglés es el idioma del almacén, el idioma del dinero y los negocios, el idioma de la compra y venta, y cada idioma es una herramienta, y este idioma es una herramienta para los escaparates, para los inventarios, para usar la balanza.
    No se si acaso el primer paso a la libertad sea comenzar a hablar solamente castellano o latín.¿ Who knows ?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s