Paga este servicio que no has solicitado o vas a juicio

Ya he expuesto anteriormente la forma tan curiosa con que se tratan los datos privados en UK. Por un lado, la gente rechaza visceralmente tener una tarjeta de identidad, puesto que consideran una vulneración de sus derechos que el Gobierno tenga un registro central de datos, tal como expliqué en este post. Por otro lado hay unas empresas que se dedican a mantener un registro de datos con información privada de los ciudadanos sin que siquiera tengamos conocimiento de ello. Y para colmo, desde hace un tiempo vengo recibiendo cartas a mi nombre y dirección de empresas con las que nunca he tenido contacto, quienes han conseguido mis datos privados sin mi consentimiento ni conocimiento, y que ni siquiera se molestan en dar una dirección a la que puedo escribirles para que dejen de hacerlo, como puedes ver en este post. Si sigues leyendo descubrirás cómo alguien puede alquilar una casa con un contrato casi sacado de la manga, y cómo puede que acabe pagando 283 libras por los servicios contratados en un contrato que yo nunca solicité ni autoricé, y que se puso a mi nombre gracias a esas empresas que trafican con nuestra información privada. Pasen y vean. El esperpento está apunto de empezar.

Cierto día recibí una carta con mi nombre y dirección remitida por Thames Water, la compañía del agua. Al abrirla encontré una factura a mi nombre por una cantidad de 580 libras en concepto de consumo de agua desde Abril de 2006 a Marzo de 2008

Hasta hace muy poco no había contadores de agua por estos parajes, y por el momento hay tan pocos que la mayoría de casas siguen con el sistema antiguo de facturación. Para facturar según este sistema hacen una estimación de cuanta agua vas a gastar basado en las dimensiones de la casa, el número de habitaciones, el tamaño del jardín y otras cosas. Entonces te cobran un año entero, por adelantado, y si durante el año no abres un grifo o si montas un parque acuático en el jardín, lo que pagas queda exactamente igual. Ni un penique más, ni un penique menos. Y en mi caso me mandaron no un año, sino dos.

El problema es que yo jamás firmé ningún contrato, jamás tuve el placer de hablar con nadie de Thames Water en persona o por teléfono. Nunca tuve ningún contacto con ellos antes de recibir su bonita factura. Es más, en mi casa, las facturas de suministros excepto Internet las paga el propietario, ya que el precio de mi habitación es “bills included”, o sea que las facturas las paga el propietario.

Tras salir del estado de estupor en el que había entrado me armé con el teléfono y me puse en contacto con el Servicio de Atención al Cliente de Thames Water. La conversación se explica por si misma, así que paso a transcribir una traducción más o menos fiel:

  • Thames Water: Buenas tardes, en qué puedo ayudarle?
  • Yo: He recibido una factura de ustedes, pero no sé por que la he recibido.
  • TW: Puede indicarme el número de la factura por favor.
  • Yo: Si, es el…….
  • TW: Esta factura es por el suministro de agua desde Abril 2006 a Marzo 2008
  • Yo: Si, eso ya lo se, el problema es que yo nunca he firmado ningún contrato con ustedes por el que ustedes deban enviarme esta factura.
  • TW: Sabemos que usted reside en esta dirección, y como no tenemos a nadie registrado en ella, le hemos enviado la factura.
  • YO: Pero yo no he firmado ningún contrato, ustedes jamás me han contactado.
  • TW: Hemos descubierto que usted reside en la propiedad, estamos autorizados a hacerlo, así que le hemos enviado la factura.

La conversación se convirtió en un diálogo para besugos, yo diciéndole que yo no había autorizado dicho contrato, y ella diciendo que como yo vivo ahí esos es suficiente, así que decidí pasar a otro tema que me preocupaba:

  • Yo: Yo nunca les he facilitado mis datos. Cómo los han encontrado?
  • TW: Los hemos conseguido a través de una empresa.
  • Yo: Si, pero qué empresa.
  • TW: Es una empresa de valoración de crédito llamada Experian.
  • Yo: Pero estos son mis datos privados. Ustedes no pueden acceder a ellos sin mi consentimiento. Eso tiene que ser ilegal.
  • TW: Estamos autorizados a hacerlo.

Te ahorro el resto porque de nuevo entramos en un diálogo para besugos que no llegó a ningún sitio. El resumen de la conversación es que ellos estaban suministrando agua a la propiedad pero nadie está pagando por ella. Así que hicieron averiguaciones y consiguieron mi nombre gracias a la compañía Experian. Pusieron mis datos en su base de datos, y sin mediar palabra abrieron una cuenta para mi y emitieron una factura a mi nombre por el periodo que no había sido pagado y por el año siguiente.

He mencionado ahí Experian. Esta es una compañía del mismo gremio que la de infame memoria Equifax, principal responsable de que en este país se me reconozca como un cliente no fiable. Son compañías que se dedican a acumular tus datos privados y hacer informes para empresas a las que les has solicitado un servicio. Para saber más sobre cómo te pueden afectar, échale un vistazo a este post o a este, que es el resumen. Ahora descubro que además de los informes, proporcionan información a otras empresas. Información acumulada sin mi conocimiento, que yo no he autorizado a archivar, y mucho menos a distribuir, y cuyo contenido desconozco. A eso le llaman protección de la privacidad.

La solución al problema era muy sencilla: si era verdad, tal como yo decía, que yo estaba pagando por una habitación y que las facturas debían ir a nombre del propietario, entonces les tenía que enviar una copia de mi contrato de alquiler y simplemente anularían la factura (tras poner el nombre del propietario en ella). Y ahí vino el segundo problema. Porque al leer el contrato con detenimiento no hay ninguna mención a las facturas. De hecho, se podría incluso argumentar que el alquiler es por la casa entera, y no una habitación. Bien por la desprotección legal de no tener contratos descritos por Ley y mi candidez!

La ley dice que el ocupante de la propiedad está obligado al pago de la factura del agua. Puesto que el contrato de alquiler no dice lo contrario, mi situación es más que precaria. Llamé al propietario. Mi estrategia era decirle que la compañía del agua me pedía el contrato de alquiler, esperando que él no no querría que yo hiciera eso (sospecho que no declara todos sus ingresos). Le pregunté si había pagado el agua desde que compró la casa y me respondió que si. Luego le conté la situación con voz de lo más ingenua y le pregunté si se iba a ocupar de ello ya que no me apetecía enviarles el contrato. Efectivamente, cuando le mencioné el tema del contrato se puso algo nervioso y me pidió que no enviara nada, que él se ocuparía de todo.

Algunos días más tarde llamé a la compañía del agua para preguntar por la factura y me dijeron que la parte correspondiente a Abril 2007 – Marzo 2008 había sido asignada, pero que el resto (283 libras) seguía a mi nombre. Llamé de nuevo al propietario y me dijo que no hiciera nada, que ellos habían cometido un error, y que no hiciera nada.

A todo esto debo decir que ya no vivo en esa casa. Al ir a buscar el correo hace unos días encontré una segunda carta, en la que me daban 7 días para pagar (que para entonces ya habían pasado) y me amenazaban con contactar la empresa donde trabajo para que me deduzcan la deuda del salario, entrar en mi casa y llevarse cosas por el valor de la deuda, enviarme a juicio o enviarme una empresa de cobros (o sea que el cobrador del frac se va a meter conmigo en el metro abarrotado). Y por pura coincidencia, un día después de abrir la carta, me llaman al teléfono reclamando el pago. Lo que significa que también consiguieron mi número de teléfono a pesar de que es de tarjeta.

Lo que todavía me hace rodar la cabeza es cómo han conseguido mis datos y cómo han abierto una cuenta a mi nombre sin siquiera contactarme. Evidentemente, ahora que quieren el dinero si que se han molestado en llamarme por teléfono. Hoy les he llamado de nuevo ya que mi casero no se cree que la cuenta haya sido puesta a mi nombre automáticamente (para abrir la cuenta de electricidad en el piso nuevo casi me piden el DNA). Les he pedido una carta firmada por ellos en la que se explique de dónde sacaron mis datos, quien abrió la cuenta en mi nombre, cuándo, y en base a qué ley. Su respuesta es “No podemos hacer eso”. Así que ellos tienen todo el derecho a investigar, sacar sus propias conclusiones sin siquiera preguntar y emitir una factura, y yo no tengo derecho a una información por escrito. De hecho, aparte de la primera llamada, cada vez que intento contactarles me dicen que yo o mi casero abrieron la cuenta (lo que no es cierto).

Llegamos al final de la historia, puesto que al llamar a mi casero muy indignado, me juró y juró que había pagado esa factura, que estaban facturando doble. Le pedí que encontrara la factura y me dijo que las destruye a fin de año (antes de que los impuestos prescriban, lo cual le puede meter en un serio lio). Obviamente es mentira. Nunca pagó esa factura. Al firmar el contrato me dijo que él pagaba el agua, pero como que estaba a nombre del anterior propietario, nunca se molestó en cambiar el nombre y pagar.

Ayer recibí una carta de la compañía de impagados amenazándome con ir a juicio por las 283 libras pendientes. Estoy buscando consejo legal. Y todo porque cualquier compañía puede acceder a tus datos privados en este país, porque los contratos de alquiler no están regulados por Ley, y porque soy de los que cree que la gente es buena.

Una vez más Sirventés reportando desde el corazón de la noticia (si es que todo me pasa a mi, mecachis).

Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Cabreo, Londres

11 Respuestas a “Paga este servicio que no has solicitado o vas a juicio

  1. Menuda faena, Sirventés.
    La gestión de las suministradoras de agua en Inglaterra es un ejemplo de prácticas antediluvianas y poquísima ética. Seguro que yo también estoy metida en alguna lista negra de esas por el episodio de las “fees” de mi college, del que no tuve culpa.
    Y tu landlord un jeta como la copa de un pino.
    No sé si la embajada te puede asesorar en un caso así ¿lo has intentado?

  2. Jorr, qué mal, sirventes… La verdad es quién iba a estar pendiente de todas esas cosas, si no sabes que en ese país se trafica con los datos. Y tu casero, menudo HP. Te toma el pelo en base a ese ancestral odio que tienen los ingleses a todo lo que no es inglés (xenofobia, para resumir) y te ha tomado el pelo. ¿No puedes aplicar alguna medida de presión contra él? Vete a su casa, ve con algunos amigos a hacer presión, amenázale que vas a poner anuncios en los periódicos previniendo a la gente de que se alquile una habitación en ese lugar a la vista de lo que pasa… Haz algo, porque que te hagan pagar por algo que no es tuyo, no es de recibo.

  3. Reviéntale las puertas directamente :P

  4. Elsinora, estoy intentando con los servicios gratuitos del Council.
    Porfineslunes, el tipo es de Bangladesh. Descarto el móbil racista.
    Zuviëh,contemplo la posibilidad.

  5. ¿O sea que su teléfono no es racista? ;-)) lo digo porque en inglés teléfono móvil se dice “mobile” y en español móvil tanto el de las teclas como el que impulsa a hacer cosas tirando a malas son con “v”.
    Y yo también creo que se trata de un tipo que se maneja así, que tiene inquilinos “en negro” y que trata de no pagar por aquí y por allí. Un pirata, como hay tantos en el gremio de los landlords.
    En fin, suerte con las gestiones.

  6. Me dejas helado. Mucho me temo que los asaltos a nuestra intimidad son cada vez mayores, pero hasta ahora no pasaban de ser utilizados para llenarnos de publicidad basura. Ahora bien, en un caso como el tuyo me parece lo más acertado recurrir a ayuda legal, como bien dices, porque siguiendo la misma teoría te pueden cobrar por lo que les dé la gana.

    Una vergüenza. Mucha suerte.

  7. Pingback: Alquilar piso en Londres: advertencia « Un mundo perplejo

  8. Es lamentable, la verdad, lo de los datos y lo de abrirte un contrato sin tu consentimiento… lo de ir a juicio es algo que tarde o temprano pasaría o debería pasar.

  9. Ra

    Bufff vaya follón… yo no me creía cuando me negaron la tarjeta de débito porque en mi casa había vivido anteriormente un moroso!!!
    Si lo del council no funciona, en la Casa Latinoamericana en Kilburn ofrecen consejo legal – puedes pedir una cita en housing@casalatina.org.uk o en el 020 7624 6409 (Miercoles, jueves o viernes).

  10. Vaya putada, tío, aunque realmente el lío éste que cuentas no es exclusivo de Londres/ UK. Esto ocurre todos los días en España, Europa y el resto del mundo!
    Y es parte de lo que se llama condición humana. Lo de las grandes compañías y el poder que tienen sobre el resto de los humanitos de a pié con el control de nuestra información privada y demás…, bufff!, realmente da miedo, y la verdad es que no sé cómo escapar de ahí.

  11. cib3r

    Pues menudo percal entre la compañía de aguas y el casero…No se quien tiene más culpa de los dos, si unos por atentar contra tu privacidad o el casero por intentar evadir impuestos y hacerte la “pirula” con el agua.

    Ánimo Sirventés, estamos contigo ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s