Sabemos lo que votamos cuando vamos a votar?

Hace unos días, los líderes de los países miembros de la Unión Europea aprobaron el texto de la reforma del tratado de la Unión Eurpea. Este tratado llega después del fiasco de la Constitución Europea, que acabó en un cajón. Los problemas en la evolución política de la UE son un perfecto ejemplo de que las interpretaciones de los resultados en votaciones son totalmente aleatorias, las estrategias escondidas de algunos países y (lo creas o no) los restos de la Segunda Internacional Socialista.

Por si no estás muy puesto en la Historia de la Unión Europea, y sin querer escribir aquí un tocho insufrible sobre ella, la Unión Europea es una asociación política de países en Europa. Empezó en 1957, con objetivos políticos y económicos. Por un lado debía ser una manera de promover el comercio en Europa, todavía sufriendo los efectos de la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado tenía el objetivo de fortalecer la democracia y los vínculos políticos entre los países a fin de hacer imposible una nueva guerra en Europa. Los fundadores fueron los grandes países europeos, y también los que andaban peleándose desde hacía siglos: Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo (entre los belicosos faltaban Gran Bretaña y Austria, que se unieron más tarde).

Desde ese tratado original en Roma 1957, la Unión Europea, que empezó llamándose Comunidad Económica Europea sigue los pasos de todas las uniones políticas del pasado hasta el punto que la Constitución la iba a convertir casi en un Estado Federal, con su presidente, su política exterior común y un gobierno formado por gente elegida por sufragio universal (hoy las decisiones las toman los responsables de cada país en reunión y con derecho a veto). Y aquí empieza el lío de verdad.

La gente, en general, nunca se ha tomado las elecciones europeas muy en serio. Así a la hora de votar, la gente votaba en clave nacional, para castigar a unos y premiar a otros. Pero al llegar al voto sobre la Constitución Europea la cosa cambió, porque esta votación si que parecía importante.

España votó a favor de la Constitución pero, alguien votó realmente pensando en al Constitución? Muchos votaron porque porque el Partido Socialista estaba a favor. O porque el Partido Popular estaba en contra. O para demostrar que somos tan eropeos como el que más. O para evitar que la UE se hiciera cargo de más responsabilidades que hoy pertenecen a los estados. O por miedo a perder su identidad nacional. O por simple anti-europeísmo. Al final España aprobó la Constitución y se interpretó como una voluntad europeísta de los españoles. Ja!

Luxemburgo también votó a favor, por las razones que sea. Pero Franceses y Holandeses votaron que no. Y los británicos iban a hacer exactamente lo mismo. El voto negativo de un país era suficiente para parar el proceso. Y hubo dos. Pero Francia, Holanda y Gran Bretaña son extraños compañeros de viaje. Los dos primeros son miembros fundadores, y Francia uno de los más pro-UE, mientras que Gran Bretaña es “Euroescéptica”.

Los holandeses votaron que no porque la llegada de nuevos miembros estaba dejando a Holanda como un pequeño país, y además no estaban muy contentos con la admisión tan fácil de nuevos países del Este, con lo que rechazar la Constitución era dar un toque de atención a Bruselas.

La razón por la que los franceses votaron que no es en parte para castigar al gobierno. Otra razón es que estaban viendo como la UE se estaba volviendo demasiado anglosajona, orientada al Mercado, con todas esas medidas anti-monopolio y la prohibición de subsidios estatales a empresas.

Y los Británicos? Por qué iban a votar que no? Porque se estaban quedando pequeños? Porque la UE se estaba volviendo demasiado anglosajona? No. Iban a votar que no porque la UE se estaba volviendo demasiado europea. El Estado estaba interviniendo demasiado y no dejaba libre al Mercado. Y porque eso de perder el poder del Estado en favor de una UE federal no lo ven nada claro.

En qué quedamos entonces? Alguien votó realmente pensando en lo que decía concretamente la Constitución?

En resumen, que dos países votaron que no y la constitución se fue a la basura. Muchos dijeron que era el fin de la UE. Que la UE volvería a ser simplemente una zona de libre comercio. Algunos dijeron que le Euro iba a ser abandonado. Pero la canciller alemana Angela Merkel se propuso como objetivo hacer algo con la Constitución. Y el resultado ha sido la aprobación de un “tratado” que es una versión descafeinada. Lo que este tratado significa es que el proceso político para que Europa se convierta en un Estado, con su parlamento, su presidente, su política común está herido de muerte.

Lo más sorprendente de todo es qué país fue el que puso más problemas para aprobar este tratado descafeinado. Polonia. Resulta que Polonia que prácticamente acaba de entrar en la UE, que pasó por un largo periodo de espera antes del ingreso, que tubo que hacer reformas estructurales en el país, ahora que está dentro, decide que no le gusta la dirección en la que va la UE. Es más, el punto más problemático fue el cambio del sistema de votación, que le quitaría peso en las decisiones europeas. Esto es como si quieres ingresar en una asociación de ajedrez, y después de hacer cola, aprender las reglas y hacer todo lo que te piden en la asociación, cuando entras propones que se juegue a damas, y si no lo aceptan vas a bloquear todas las decisiones. Muy curiosa estrategia.

Hay quien dice que Polonia todavía recuerda los efectos de una Alemania poderosa, y quiere evitar que eso suceda de nuevo… No les gusta una Europa federal, donde Alemania tendría demasiado poder, y proponen la doctrina bilateralista, igual que los británicos. Significa que Europa colabora en comercio, pero sus relaciones políticas con el exterior son individuales. Así es como le gustaría a USA que fuera la UE (recordemos que USA es el mejor ejemplo de proceso de unificación en el mundo).

En resumen, que parece que el proceso de unificación europeo se ha parado, irónicamente porque la UE parecía demasiado anglosajona para unos, y demasiado europea para otros. La puntilla ha llegado de manos de Polonia, un país de nueva entrada quien colabora en el propósito de una UE descafeinada con Gran Bretaña, que a su vez preferiría que Polonia no hubiera entrado nunca en la UE. La doctrina de derechas se impone al ideal de desaparición de los estados izquierdista. Como cuando la Segunda Internacional Socialista acabó porque sus miembros decidieron a ir a luchar unos contra otros en la Primera Guerra Mundial, poniendo por delante los intereses nacionales. Irónicamente, la Gran Guerra provocó la Segunda Guerra Mundial en Europa. Y unos años más tarde los países protagonistas de la guerra se embarcaban en un proceso de unificación política para evitar más guerras en Europa. Un proceso que con este tratado ha sido arrancado de raíz. Los intereses nacionales ganan de nuevo.

Y nosotros, somos conscientes de lo que votamos o lo hacemos por inercia?

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Política

5 Respuestas a “Sabemos lo que votamos cuando vamos a votar?

  1. Pues va a ser que no… :-((, que no lo sabemos…

  2. En España claramente por inercia, pues cuando el referéndum nadie se interesó por montar debates y en la televisión sólo salían imágenes bonitas con citas de la constitución y la 9ª sinfonía de Bethoven de fondo. Y además tanto el PP como el PSOE estaban absolutamente a favor, y así es imposible que saliera el NO.

    E incluso creo recordar que el referéndum ni era vinculante, así que tela :(

  3. Lucia

    La verdad es que votamos sin saber qué estábamos votando, hubo una gran desinformación para variar…

    Yo he de reconocer que voté que no, no porque no estuviera de acuerdo, sino por la falta de información… Estudiante de Derecho que estudia la Constitución Europea en clase vota que no porque no sabe lo que vota, que previamente ha estudiado…

    El caso es que a mi casa, como ciudadana de la Unión, y podría no tener ni idea de leyes, no llegó ningún ejemplar, y claro… como voy a votar algo que nadie teóricamente me ha explicado, ni me han informado?

  4. Las bases de la Constitución o del Tratado son de corte extra neo-conservador, así que si va a ser por unos o por otros, afortunadamente esas medidas regresivas para los derechos sociales y laborales de los ciudadanos ojalá no se aprueben. Me da igual que sea por A, por B o por C…

  5. La última vez que voté en unas elecciones fue al PSOE, hace ya la tira de años. Voté simplemente por inercia, porque me parecían “mejor opción” que el PP (Alianza Popular en aquel entonces). Al poco tiempo de aquello, me quedé parado, los socialistas redujeron el tiempo y la cantidad de paro después de un año de trabajo de 6 a 4 meses, con lo que me jodieron de aquella manera. Desde entonces, no voto a nadie. No por cabreo, sino por que realmente no sé a quien votar.
    En el referendum para la constitución europea, me propuse entender realmente de qué iba el tema. Me bajé una copia de la constitución sólo para darme cuenta que ni soy abogado para entender el texto, ni tenía tiempo ni ganas de digerir semejante tocho, ni capacidad para juzgar las consecuencias del contenido. Decidí no votar.
    Para mí, este tipo de decisiones realmente las deberían tomar los expertos en la materia, y quien quisiera poder participar en el debate o votación debiera ser capaz de demostrar conocimiento del tema con antelación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s