Tantas vacaciones como quieras

Publicaba ayer el periódico gratuito City A.M. que la consultora Ernst & Young planea conceder a sus trabajadores tantas vacaciones como quieran. Nada de 20 días laborables. Si te quieres coger 30, adelante. 40? No hay problema. Ese si es un buen lugar para trabajar!

El objetivo es acabar con la “cultura de la asistencia” (attendance culture). O lo que es lo mismo, el hecho de que te pases ocho horas en la oficina no significa necesariamente que trabajes más ni mejor que alguien que se pasa seis. La idea es cambiar el concepto de “ir al trabajo” por el de “trabajar”. No es una cuestión de estar en la oficina, sino de hacer los trabajos que te tocan y hacerlos bien.

Esto como cuando en la escuela los profesores dijeron que los deberes y trabajos ya no eran obligatorios sino optativos. Era genial, no más deberes. Pero al final de curso, los que habían hecho los deberes y trabajos sacaban mejor nota, y los profesores estaban más contentos con ellos. Pero bueno, eso tampoco era un gran problema porque con un aprobado ya bastaba y tampoco se trataba de hacerse amigo del profesor.

Tengo entendido que en estas grandes consultoras como Ernst & Young es bastante común trabajar los Sábados e incluso los Domingos, o llegar a fin de año sin haber hecho todas las vacaciones. Su estructura es piramidal, con muchos empleados en los lugares “junior” y menos en los “senior”. Eso significa que al llegar a la hora de la promoción, con aprobar no basta. Hay que ser mejor que los demás. Sabiendo eso, seguro que te vas a coger muchas vacaciones. Y mientras estás tirado en la playa pensarás en Fernández y Smith trabajando como hormiguitas, haciendo seis días por semana, recibiendo palmadas en la espalda de los jefes, cubriendo tu puesto, hablando con los clientes asignados para ti. Y cuando la promoción llegue, adivina quien va a subir y quien se va a llevar unas vacaciones permanentes.

Cuando entré a trabajar en una consultora más bien pequeña el socio me dijo “Aquí entramos a trabajar a las nueve”. En mi candidez pregunté “Y a qué hora se sale?”, a lo que me respondió con una gran sonrisa. Definitivamente esto de que te puedas coger tantas vacaciones como quieras es un gran invento… Lo que no se es para quien.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Economía, Londres

8 Respuestas a “Tantas vacaciones como quieras

  1. Excelente post, Sirventés.

    Conozco bastante de cerca la vida de las empresas como Ernst & Young, y la flexibilidad no es sino una válvula de seguridad para que la gente no se “queme”.

    Jornadas de más de 14 horas, fines de semanas laborables (a veces hasta Navidades si hay alguna implementación que sale “en vivo” el 1 de Enero), y una carrera “up or out” (lo que hace que los entornos sean hiper competitivos y demandantes) convierten la calidad de vida en, literalmente, nula.

    Personalmente, y después de años de trabajar como ejecutivo en empresas globales, prefiero menos libertad en la longitud de las vacaciones, y libertad total en la gestión de mi propia vida.

    No habrá tantos lujos, viajes en primera clase, hoteles 5 estrellas, ni la aparición en medios ni eventos, pero soy dueño de mi tiempo.

    Como siempre, es sólo una humilde opinión personal en base a una experiencia absolutamente subjetiva.

    Un fuerte abrazo

    Gustavo

  2. Hay un dicho que dice: “Nada te regala nada”. Obviamente que todo tiene un COSTO… Nada es gratis. Todo tiene un fin, al fin y al cabo es como el asno siguiendo la zanahoria que le cuelga de su propio lomo.

  3. Gustavo, gracias por tu completo comentario. Ya me temía algo así. Nos has dado exactamente el contrapunto que el post necesitaba.
    Benja, ya ves lo que dice Gustavo. Viendo la noticia era evidente que había gato encerrado verdad?

  4. Yo tengo libertad horaria en mi trabajo. Eso quiere decir que llego a las 8 y salgo a las 21.

    Yo me pongo mis propias vacaciones. Lo que significa que desde hace 7 años, éste ha sido el primero en que he tenido un mes entero, aunque con móvil y portátil incorporado.

    Yo elijo si quiero hacer puentes o no. Por lo que nunca me he tomado uno.

    Para lo único que no tengo libertad es para ponerme el sueldo. Y menos mal, porque si no no subía ni el IPC anual.

  5. En Japón, por lo que me han contado, la cosa es más sutil que todo eso. Todo el mundo se limita a dos semanas de vacaciones en verano. Podrías coger más vacaciones, pero como la gente coge como máximo 2 semanas, nadie se atreve a coger tres semanas, porque te marcan como el raro, el vago, y lo tienes muy difícil para promocionarte o incluso mantenerte en tu puesto. De ahí en parte la imagen tópica del japonés que se baja del avión en Madrid o en París, con la cámara de fotos, se sube al autobús, baja a hacer fotos, regresa al hotel y luego coge el avión de vuelta… ¡qué estrés!

  6. Vibora, gracias por comentar. te sigo de hace tiempo. Creo que esta gente de E&Y van a ser como tu, pero sin ponerse su propio sueldo.
    Elsinora, el símil es perfecto. Pueden cogerse más vacaciones pero nadie lo hace. La presión social es mucho mejor forma de controlar el número de vacaciones que poner un límite.

  7. Creo que no me has entendido. Yo tampoco me pongo mi propio sueldo, y es por eso que, al menos, se actualiza anualmente con el IPC, porque si dependiese de mí, seguro que ni eso.

  8. Oh, grave error el mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s