Persiguiendo ambulancias

Groucho Marx popularizó aquel chiste del abogado que estando en su oficina ve llegar a su asistente. Inmediatamente le suelta “¿Qué hace aquí? Creo que le mandé a perseguir ambulancias!”. Es un chiste sobre cómo los abogados anglosajones se agarran a un clavo ardiendo a la hora de denunciar. Y de ahí la paranoia de los equipos jurídicos de las grandes empresas. Par muestra, un botón.

Cadbury, la marca de chocolates que ha creado el controvertido anuncio del gorila, ha solicitado la devolución de miles de chocolatinas promocionales. Pero no es por baterías que explotan como con Nokia. Tampoco por ser tóxicos como Mattel. Ni siquiera por contener salmonelosis, como ellos mismos tuvieron que hacer hace unos meses.

La razón esta vez es que por un fallo de imprenta, las chocolatinas no llevan el cartelito de “contiene frutos secos”. A ver, ¿alguien alérgico a los frutos secos en la sala? Si es así, que vaya corriendo a las tiendas a ver si encuentra una chocolatina con frutos secos Cadbury sin el aviso que lleva frutos secos, que se la coma, que le salgan salpullidos por todo el cuerpo y que denuncie a la fábrica por no avisarle que la chocolatina con nueces llevaba frutos secos.

Aunque bien pensado, si el envoltorio dice “con frutos secos”, ¿no valdría eso como aviso? ¿O tiene que decir “Aviso”?

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Cultura Inglesa

15 Respuestas a “Persiguiendo ambulancias

  1. Tendría que haber un primer aviso, diciendo, aviso, lo que viene después es un aviso importante. Y un aviso después que ponga: noticia sanitaria, esta chocolatina contiene nueces, pero además ha sido fabricada en una planta donde se manipulan avellanas y donde hace doscientos años crecía un bosque de castaños. Y un tercer aviso: el que avisa no es traidor, si eres alérgico ni se te ocurra. Y un cuarto: si te empiezas a hinchar, marca el número de emergencias, o mejor llama a tu seguro privado, ya sabes que el NHS funciona regular. Y reza mucho, porque tus abogados no nos sacarán un duro (un penny) porque te lo hemos avisado varias veces.
    Y digo yo, ¿los ciegos alérgicos?

  2. Por cierto, te has olvidado de titular (a estas horas no me extraña :-))). ¿Qué tal algo como “persiguiendo ambulancias” o “la parte contratante de la segunda parte”?

  3. Qué gente… xD

    Es que nos estamos volviendo locos todos.

  4. Saha

    Puede parecer una chorrada pero las alergias e intolerancias alimentarias son un tema bastante serio, sobretodo para el que las padece.

    No es sólo que les pueda denunciar un alérgico si se da el caso de que las consuma, es que por ley en UK hay que notificar todos los alérgenos de un producto. Asi que, de todas formas, aunque nadie las consumiese el lío esta montado porque esas chocolatinas no cumplen con la ley del etiquetado.

    Aparte de eso, en la alergia a los frutos secos en particular, dependiendo del grado de alergia, un bocado a una de esas chocolatinas puede provocar un shock anafilático (aunque a otro alérgico “sólo” le provocase sarpullidos y cosas parecidas).

    Y el aviso de: “este producto se ha fabricado en una planta donde se utilizan frutos secos.” es tb muy importante ya que el mero hecho de que eso pase significa que la chocolatina en si, aunque ésta no lleve frutos secos, puede estar contaminada. (contaminación cruzada) y desencadenar la misma reacción alérgica cuya gravedad dependerá de la persona que lo consuma.

    Hay avisos que pueden parecernos obvios a simple vista, pero tienen su razón de ser.

    Si os fijáis en las cajas de pescado de Sainsbury’s detrás pone: contiene pescado. Puede parecer obvio, pero si eres de otro país y no sabes qué significa: hake, trout (o el nombre de un pescado que no sabías ni que existía) puedes equivocarte.

  5. Saha

    shock AnafilaCtico (se me coló la C). Siento que el comment me haya quedado tan enorme.

  6. No te lo vas a creer pero… yo soy alérgico a los frutos secos y tuve un shock anafiláctico bastante fuerte en cierta ocasión (el día que descubrí que de repente me había vuelto alérgico a ellos ;-)).

    De todas formas el aviso ese a mí no me afectaría ya que antes de comerme una chocolatina miro la lista de ingredientes.

  7. Había contestado ayer, pero se perdió en la blogosfera.
    Elsinora, tus avisos estarían muy adecuados, sin duda. Estaba dudando sobre el título, lo dejé para el final y… Pero tus sugerencias son geniales. Ya cogí uno!
    Zuviëh, hay de todo.
    Saha, mi intención no era hacer gracias sobre alergias. He visto alguna reacción delante de mi y yo estaba más asustado que la persona en cuestión. Pero tu comentario es un perfecto complemento para el post.
    Jimmy, si tienes alergia, es de sentido común mirar las etiquetas, que para eso están por ley. Es un poco como poner dos veces lo mismo. Y eso de la alergia espontánea? Todos mutaditos vamos a acabar.

    Y le doy a enviar antes de que se me pierda el comentario de nuevo

  8. Saha

    Sivientes, no me tomé el post de forma mala. Estas cosas hay que tomárselas con humor!. Y además es cierto que el tema “evitar denuncias” es la leche.

    Simplemente “aproveché” para aclarar pequennos detalles que, si no eres o no tienes cerca a algún alérgico o intolerante alimentario, normalmente la gente no sabe y no entiende.

    Jimmy… ese shock ?te vino de una panzada de frutos secos o con algo mínimo?

  9. Gracias a todos por la información. Yo pensaba que era otra “cartelitis” de los británicos y me llamaba mucho la atención ver los carteles en restaurantes y supermercados…
    Imagino que en realidad Jimmy tuvo una minireacción previa que ni notó, porque creo que los shocks dan siempre a la segunda exposición. Pero ya nos contará él…
    Me alegro de que te gustara el título, Sirventés.

  10. Cualquier elemento puede ser alergénico. Lo que ocurre es que hay algunos cuyas alergias son más corrientes (frutos secos, olivo, polen, mariscos, plata…).
    Lo lógico es que si alguien es alérgico a algo se lea la composición.

    De hecho, yo mismo padezco una alergia muy poco común y no se me ocurriría demandar a nadie por no poner bien grande un aviso de uqe contiene ese elemento. Simplemente leo la composición o pregunto directamente (y llevo siempre un antihistamínico encima).

    Recuerdo un documento (que no sé si es totalmente cierto) en el que se enumeraban algunas barbaridades en cuanto a demandas civiles en EE.UU. por responsabilidad empresarial. Si lo encuentro lo copio, si no, trataré de recordar algunos detalles llamativos.

  11. Aquí lo tengo. Advierto que no tengo ni idea de si es cierto o una leyenda urbana:
    – Stella Liebeck en 1992, a la edad de 79 años, sufrió un accidente en un McDonalds al caérsele por encima el café produciéndole diversas quemaduras de consideración; fue indemnizada con 2.9 millones de dólares. Desde entonces, en las tazas de café se advierte de que el contenido está muy caliente y de su peligro.

    – Kathleen Robertson de Austin (Tejas) fue indemnizada con 780.000$ por un jurado tras romperse un tobillo después de tropezar y caerse por culpa de un niño que estaba corriendo en una tienda de cocinas. Los dueños de la tienda se sorprendieron al ser obligados a pagar dicha cantidad, mas aún al saber que el niño que tan mal se había comportado era el hijo de la señora Robertson.

    – Carl Truman, de Los Ángeles y de 19 años, ganó 74.000$ y los gastos médicos cuando su vecino pasó por encima de su mano con el coche, un Honda Accord. Carl Truman aparentemente no se dió cuenta de que había alguien al volante del coche cuando se puso a robarle los tapacubos.

    – Terrence Dickson, de Bristol, Pennsylvania, estaba abandonando una casa justo después de acabar de robarla, y decidió salir por el garaje. No fue capaz de salir por la puerta del garaje porque estaba rota y al intentar volver a la casa se dió cuenta de que la puerta que conectaba ambas estancias era de un único sentido y no podía salir o volver a la casa. La familia estaba de vacaciones, y el señor Dickson se encontró encerrado en el garaje durante 8 días. Para sobrevivir, lo hizo a base de Pepsi y un enorme saco de comida para perros que encontró. Denunció al dueño de la casa por los daños morales sufridos por aquel incidente, y el jurado accedió a situar la indemnización del propietario al ladrón en medio millón de dolares

    – Kara Walton de Claymont, Delawere, denunció con éxito al propietario de un pub nocturno de la ciudad cuando ella se cayó desde la ventana del baño al suelo y se rompió los dientes contra el suelo. Esto ocurrió mientras la señorita Walton intentaba colarse por la ventana del baño de mujeres para no pagar la cuenta de 3,50 dólares. El propietario tuvo que pagarle 12,000$ y gastos dentales.

    – Un restaurante de Philadelphia tuvo que pagar a Amber Carson de Lancaster, Pennsylvania, 113,500$ después de que resbalara con un refresco y se rompiera el coxis. Dicho líquido estaba en el suelo porque ella se lo había lanzado a su novio media hora antes durante una pelea.

    – El señor Williams, de Little Rock, en Arkansas, tuvo que percibir 14,500$ más los gastos médicos despues de ser mordido en el culo por el perro de su vecino. El perro estaba en una jaula dentro del jardín de su propietario encerrado. La indemnización fue menor al percibir el jurado una cierta provocación en el hecho de que el señor Williams estuviera disparándole al perro desde arriba de la jaula con una pistola de bolas.

    – Mr. Merv Grazinski, de Oklahoma City, en Noviembre de 2000 se compró una caravana marca Winnebago de las grandes (de las que son a la vez coche y caravana). En su primer viaje, estando en una autovía seleccionó una velocidad de crucero a 70 millas por hora y se fue a la parte de atrás a prepararse un café. No sorprende el hecho de que el camión/caravana se saliera de la carretera y colisionara. Mr Grazinski contrariado denunció a Winnebago por no advertirle en el manual de uso de que actualmente él no podía hacer eso. Por ello, fue recompensado con 1,750,000$ más una nueva caravana. Actualmente, Winnebago advierte de tal circunstancia en sus manuales.

  12. Lo de las denuncias paranóicas es muy anglosajón. En inglaterra o en EEUU se tropiezan en la calle y denuncian a la comunidad de vecinos más próxima, a la empresa que puso los baldosines, al Ayuntamiento y hasta a la Reina Isabel. A mi me parece una exageración total, pero bueno, si sacan su dinerito, que les aproveche.

  13. Qué gasto ecológico más tonto.

  14. Me refiero a perder toda esa producción y no sólo en forma física, sino que también energética, por algo como eso.

    Obvio que si alguien es muy alérgico a las frutas secas, o a cualquier cosa, se anda fijando solo. Uno nunca sabe cuándo a alguien se le puede ir.

  15. monttse

    Quiero el nombre de los abogados que llevaron esos casos… !!!! :))

    Y sobre las alergias, yo una vez comí gambas con gulas. Habia comprado un frasco de cristal que lo traia todo junto, al rato de comermelas se me hinchó los labios que parecia Carmen de Mairena..

    Tuve que mandarle una foto del horror a mi entonces novio porque no se lo creia y cuando la vio se meaba de risa…

    La hinchazon me duró dia y medio y si llego a saber que es denunciable, lo denuncio!! :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s