La conspiración invisible

Siempre me han interesado las historias sobre conspiraciones para dominar el mundo, pero nunca encontré ninguna que me pareciera posible, siquiera viable. Hasta hoy. Y cómo no, la conspiración utiliza Internet.

Yo me imaginaba un puñado de hombres en una habitación tramando cómo manipular nuestras tiernas mentes por medio de programas de televisión, o mensajes en la radio, o esos best sellers que se venden como churros. Nada más lejos de la realidad. Porque la conspiración no tiene una gran mente que la diseñe. Nadie que mueva a los dirigentes como marionetas.

Quizás te suene el concepto de “Mano Invisible” creado por Adam Smith, padre de la Economía moderna. Al explicar el Mercado, dijo que el panadero o el carnicero ofrecen sus productos buscando su propio interés, pero el resultado parece tener un sentido, puesto que se acaba ofreciendo todo aquello que necesitamos, como si una Mano Invisible lo organizara. Lo mismo está pasando hoy en día con algo mucho más trascendente. Todos nosotros, haciendo uso de nuestra libertad estamos colaborando por pura casualidad en un gran proyecto para dominar el mundo, como si una mano invisible lo organizara todo. Es la Conspiración Invisible.

ARPANET, la red precursora de Internet, se gestó durante los años 60 como último recurso de comunicación militar en caso de que todo fallara. Por eso era fundamental que las conexiones fueran descentralizadas, para que si un parte de la red era destruida pudiera seguir siendo operativa. Mientras intentaba crear un sistema para conectar información de distintas bases de datos en distintos servidores, Tim Berners Lee creó las bases para la World Wide Web, que es la red de información gráfica que comúnmente (incorrectamente) llamamos Internet.

En los últimos años han aparecido en la Web una serie de aplicaciones que simplifican publicar información y/o compartir online. Este fenómeno se ha dado en llamar Web 2.0, y la información generada “Contenido Generado por el Usuario” (User Generated Content, UGC). Gracias a ello ahora podemos publicar nuestros pensamientos, los quehaceres diarios, nuestras páginas web favoritas, música, libros, cine, las noticias que nos llaman la atención, nuestras fotografías, nuestros vídeos, nuestros eventos sociales, nuestros objetivos. En total, una perfecta imagen de nosotros mismos. Muchos de estos servicios tratan de crear una comunidad de usuarios.

Pero que publiquemos esa información no significa que nadie la vaya a utilizar para dominarnos, porque podemos hacer que todo sea privado. Sin embargo, eso va contra la filosofía de estas herramientas. Su propósito último es ser herramientas sociales, de colaboración, con lo que otros pueden aprovecharse de tus descubrimientos y a la inversa. Y eso es cool. Pero aún así, puedes utilizar alias distintos para cada una. Nada preocupante.

Un fenómeno relativamente reciente es el de las Redes Sociales (Social Networks): son como si pusiéramos todos las herramientas mencionadas centralizadas en una página personal, con la idea de construir una comunidad y compartir información como objetivo principal. La tendencia actual es convertir estas redes sociales en “plataformas“, de manera tu página es como tu ordenador, donde instalas las aplicaciones, que son todas las mencionadas anteriormente. El líder en esta tendencia es la red social que está en boca de todos: Facebook. Hay otras plataformas que copian o van a copiar la idea de la plataforma, como MySpace, el nuevo Mash de Yahoo!, Plaxo y muchas otras. Ahora ya no hay aliases, sólo una identidad online que además es tu nombre real, bajo la que publicamos toda esa información personal de manera que todos nuestros amigos pueden ver todo sobre nosotros. Y eso es cool.

En este caso también podemos hacer que nuestro perfil sea privado, o parcialmente privado. Pero al parecer lo mejor es tener una identidad para poder mostrar al mundo quien somos y lo que hacemos. Y de todos modos, no parece que la gente tenga muchos problemas en cuanto a privacidad.

Algunas personas se han quejado. La razón es que esa identidad es visible sólo para gente que está registrada en esa red social. Reclaman que esa identidad sea libremente accesible por contactos cuyo perfil está en otras redes. Sugieren que aprovechemos las herramientas mencionadas anteriormente para construir nuestra identidad online. Pero eso sería sólo un escaparate para ti. Se perdería la característica principal, que son las conexiones con otras identidades. A ese entramado se le ha llamado, correcta o incorrectamente Grafo Social (Social Graph, no traducir como gráfico), y por el momento hay dos proyectos para “liberarlo”. Uno gira alrededor del OpenID, el otro, de Google, es OpenSocial. Ninguno de los dos llega a liberar del todo el Grafo Social, de manera que todo está todavía bloqueado dentro de la red social que escoges. En cualquier caso, lo que significa es que dentro de poco vamos a tener una identidad online que va a agrupar todo lo que queramos decir sobre nosotros, incluso quienes son nuestros amigos o contactos.

Ahora introduzcamos el concepto de etiquetas (tags). Si yo subo a mi Flickr una foto del London Eye, y le pongo “London Eye” como tag, se convierte en una característica de la foto. Lo mismo con este post, un video, una canción, un libro, lo que sea que ponemos online. Poco a poco, toda la información que encontramos en la WWW está organizada en tags. Gracias a ellos la WWW puede “entender” la diferencia entre una foto del London Eye y una de Tower Bridge, o la relación entre esa foto y una página web sobre el London Eye. Esto es la Web Semántica (Semantic Web).

Sumémosle a eso la nueva tecnología demostrada por Riya gracias a la cual, si en una foto añades el tag “sirventés” o “Big Ben”, el programa es capaz de reconocer y etiquetar todas las fotos donde el Big Ben aparezca. Debe haber cientos de fotografías colgadas en Internet en la que aparezco yo paseando por detrás de una foto de grupo, o apoyado en la barandilla de Wesminster Bridge. En cuántas debes estar tu? Si entrenamos al buscador para que te reconozca, automáticamente todas las fotos donde tu apareces estarán etiquetadas con tu nombre.

La web 2.0 significa que has perdido el control sobre la información que se publica sobre ti. No son sólo fotografías. Con tantas formas de publicar de forma sencilla, cuanta información se publica sobre ti? Tus amigos escriben cosas que quizás tu no quieres que salgan a la luz, por no hablar de alguien que te odia.

Hoy ya existen buscadores que se dedican a agrupar información sobre personas, identidades online. Es posible crear un algoritmo que reúna toda la información que existe sobre ti, y puesto que busca en la Web Semántica, puede entender lo que encuentra, clasificarlo y escribir un perfecto perfil psicológico, uniendo intereses, vida privada, amigos, lugares visitados… Y todo ello sin ningún tipo de interacción humana.

Eso es algo deseable, puesto que al igual que hoy vemos anuncios en la web relacionados con nuestra búsqueda, toda esa información permitirá que no hagamos una búsqueda en la web, sino que le hagamos una pregunta. Esa es el objetivo de los nuevos buscadores.

Pero eso son minucias. Del mismo modo que se puede diseñar un algoritmo que agrupe información sobre ti, se puede diseñar otro que agrupe todas esas identidades. Se puede tener una imagen perfecta de los usuarios de la web, que dentro de no mucho va a ser como decir la población del primer mundo. Se pueden dividir por intereses, por comportamientos, se pueden generar simulaciones para saber cómo reaccionaría la población a una decisión concreta de un gobierno, a una película, a una campaña de márketing. Para qué se manipular la mente de la población cuando puedes simplemente preveer su reacción?

La WWW es una inmensa base de datos que en vez de estar almacenada en un sólo lugar, está descentralizada en un entramado de miles de servidores gracias a la arquitectura de la red. Es “la nube” (the cloud). Por eso es prácticamente indestructible. Puede haber pérdida de información, pero la única forma de destruirla es destruir toda la red.

Cada uno de nosotros alimenta esa base de datos con más datos. Si la información es poder, esa base de datos tiene más poder que nadie en el mundo. La estructura está hecha. Más y más gente desarrolla las herramientas. Más y más gente provee información. Si alguien quisiera dominar el mundo, habría creado exactamente esa estructura que es el perfecto ejemplo de Libertad y Democracia. Si alguien quisiera dominar el mundo nos obligaría a proporcionar esa información que hoy proporcionamos libremente porque es “cool“… Hay una conspiración invisible?

A continuación puedes encontrar vínculos a noticias, blogs, y lugares web que ilustran el post:

Social Networking

Identidades Online:

Buscadores de personas

Web Semántica

Privacidad

Si tienes vínculos que quieres compartir añádelos en los comentarios

12 comentarios

Archivado bajo Internet

12 Respuestas a “La conspiración invisible

  1. Puede que haya una cosnpiración invisible, pero aún le queda mucho por delante para convertirse en peligrosa, y puede que tarde algo más. Sólo un porcentaje por debajo del 40% de la población mundial tiene acceso a la www, lo que indica que la mayoría ni siquiera sabe algo de Internet y por ende sus datos aún son anónimos…y no hablo sólo de países del 3er mundo, aquí en España y en GB, Francia e incluso en EEUU…todavía hay gente que no le interesa el tema web y seguro que morirá sin saberlo, por lo que falta camino por recorrer para que todos estemos realmente conectados y por lo tanot vulnerables a ser objeto de una conspiración.

  2. ¿Una conspiración sin una mente organizativa y un objetivo concreto detrás es una conspiración?

    Por lo demás, admito que antes de llegar a la mitad me perdí.

  3. A pesar de toque apocalíptico, peazo de artículo Sirventés! Impresionante. Y eso que aún no me ha dado tiempo a bucear entre los enlaces.

    Cierto, que aún falta mucha gente por entrar en el mundo de Internet, y mucha de la gente que lo hace apenas deja información. Somos una inmensa minoría los que vamos subiendo fotos, videos, escribiendo, comprando por Internet… en definitiva haciendo jugosa esa nube.

    Pero también se puede producir el caso contrario, una sobreinformación y un mogollón de basura internáutica. Cuantos blogs han comenzado y están abandonados? Cuantos pueden tener información erronea e incorrecta, incluso hasta de nosotros mismos?

    Interesante debate. Aunque creo que también corremos el riesgo de creernos demasiado importantes y en el centro del mundo, no?

    No llevaremos demasiado tiempo en Inglaterra para empezar a emparanoiarnos con estas cosas? Lo siguiente puede ser negar el DNI. Habrá que andarse con cuidado. :)

    Insisto, excelente artículo. :)

  4. Pingback: Web 2.0, redes sociales y la conspiracion invisible // menéame

  5. Quizá tienes razón. No somos conscientes de la cantidad de información que arrojamos a la red, información personal e incluso privada. Y quizá, lo que es más peligroso, es que no somos consciente de la cantidad de tiempo que esa información permanece en la red.

    Y un día, toda esa información, puede volverse contra nosotros con la misma facilidad con la que nosotros la hemos facilitado, y lo peor de todo, es que los responsables habremos sido nosotros mismos!

    Saludos y enhorabuena por el artículo

  6. Interesante el artículo, aunque yo también necesitaré releerlo despacio para procesar toda la información.
    Por una parte es cierto que la penetración de internet no es universal, ni siquiera en países occidentales, pero por otra, basta con que instancias muy activas y con mucha información vuelquen datos a la Red para que la privacidad de una gran masa de ciudadanos se vea afectada, aunque no tengan internet (véase caso de datos fiscales filtrados por el gobierno británico).
    En fin, es un fenómeno complejo y en desarrollo, pero no me parece preocupante: basta con mantenerte a esta zona de la realidad.

  7. Marta Tatiana

    Los japos, que en esas paranoias nos llevan la delantera, ya sacaron anime desarrollando el tema.
    Ghost In The Shell, primera tanda de capítulos y quizás primera película (no recuerdo bien) y tercera película hablan de ello: una mente conspiradora que utiliza la red… y no desvelaré más para que no sea un spolier, que bien merece la pena ver al completo las series y las pelis.

  8. Quizás todo esto de lo que hablas no es más que una consecuencia la evolución natural de la especie. Hay quien dice que todo este desarrollo tecnológico (particularmente en temas de “inteligencia artificial”, sistemas de información, etc, etc) conllevará a un inevitable punto en un futuro no muy lejano en el que la tecnología humana creará de alguna manera una forma de inteligencia superior a la de sus propios creadores, es decir, nosotros mismos. Lo llaman la singularidad tecnológica, y hay quien mira a ese futuro como la única solución a los problemas de la humanidad, aunque también los hay que temen las consecuencias de la misma. De todas formas, no importa lo que cada uno piense, porque parece que vamos de cabeza a ella, para lo bueno o para lo malo (y espero que no suene “apocalíptico”!!)

  9. Excelente post.-
    Hace mucho tiempo que comparto el pensamiento que llamas “la conspiración invisible”, creo que el 99% de los usuarios de la web no son consientes de la cantidad de información que exponen en la red.

  10. Gran post, Sirventés. Yo hace tiempo que mascullo la idea que desarrollas, y cada vez lo veo más claro, dentro de un tiempo habremos pasado de “para ser alguien hay que estar en la red” a “a ver como narices hago para no estar”. Hasta los que tenemos un poco de cuidado con los datos que facilitamos a la red se nos va de las manos con facilidad. Dentro de un tiempo no habrá entrevistas de trabajo, los RRHH del futuro serán expertos en búsqueda online y te cogerán o descartarán por lo que encuentren sobre tí, que será casi todo.

  11. EmeT

    Datos, privacidad y buscadores: Los buscadores también son responsables

    La Agencia Española de Protección de datos (Agpd) ha realizado un informe y emitido una comunicación publica en el que establece una coherente posición en relación al tema.

    (La Nota de prensa y el Informe se pueden descargar aquí)

    Así, al igual que todos los editores son responsables de sus contenidos de acuerdo con la Ley de Servicios de la Sociedad de la información LSSI y de acuerdo con la Ley de Protección de datos LPD, los buscadores también lo son.

    Entre las conclusiones del informe destacar la numero 7 que literalmente dice “es necesario limitar el uso y la conservación de datos personales y la numero 8 que dice literalmente “ los servicios de búsqueda están obligados a respetar los derechos de cancelación y oposición de personas, cuyos datos se indexan desde otras paginas Web en su función de buscador. Esto quiere decir que cualquier persona física o jurídica, puede oponerse, en determinadas circunstancias, a que sus datos sean indexados y salgan en determinadas búsquedas.

    Previamente el informe señala que no existe una política uniforme sobre privacidad por parte de los buscadores, que la misma es ineficaz y debe ser mas garantista y que es urgente que se desarrollen mecanismos informativos claros y visibles que permitan a los usuarios conocer cual va a ser el uso de sus datos personales.

    Hasta ahora los buscadores venían defendiendo en ámbito nacional e internacional su ausencia de responsabilidad al amparo del hecho de que se limitan a buscar y devolver información existente en la red, pero que la responsabilidad es de los editores.

    La posición de la agencia española de protección de datos abre un debate entre los derechos a la libertad de expresión y el derecho a la privacidad, ambos constitucionales en España y recogidos en la Declaración Universal de derechos Humanos, y busca el debido equilibrio entre ambos derechos.

    Sin duda este planteamiento es acorde con los planteamientos de otros países en el mismo sentido y traerá consecuencias en ámbitos del derecho nacional e internacional, afectando a leyes de protección de datos, nuevas tecnologías, protección del honor intimidad personal y propia imagen, e incluso penales y puede traer múltiples consecuencias en la forma de trabajar de los buscadores, sus algoritmos y sistemas de indexación y su propia política de desarrollo.

    Benjamin Nicolau
    EBAME
    Lawyers, abogados.

    La Agencia Española de Protección de Datos regula la actividad de los buscadores en Internet. ¿Otro freno para la sociedad de la información en España?

    Martí Manent http://www.derecho.com

    La Agencia española de Protección de Datos ha publicado un informe en el que analiza la actividad de los principales buscadores (Google, Yahoo, etc.) y establece las principales recomendaciones. Estas recomendaciones son un claro aviso a “navegantes” es decir para los buscadores.

    ¿Esto será otro freno para el desarrollo de la sociedad de la información? Me explico, las normas de protección de datos se están convirtiendo una barrera para el desarrollo de la sociedad de la información en España, ya que el larguísimo listado de obligaciones que se han de cumplir hace que muchos servicios punteros para los usuarios, o aplicaciones web 2.0 sean vistas como un “gran peligro” por parte de la AEPD.

    Principales temas:

    – Ahora la AEPD requiere a los buscadores que limiten la conservación de datos personales y desarrollen cláusulas informativas útiles
    – Los buscadores deben aproximar los plazos de conservación minimizando los riesgos para la privacidad de los usuarios. (esto es una frase críptica)
    – La AEPD considera que la información que se facilita a los usuarios es compleja e ineficaz, insuficiente para que den correctamente el consentimiento
    – La AEPD considera que los ciudadanos tienen derecho a cancelar y oponerse a que sus datos personales aparezcan como resultado al realizar una búsqueda.

    la Agencia Española de Protección de Datos ha requerido información a tres de los principales motores de búsqueda de Internet, -Google, Yahoo y Microsoft- ha podido constatar que en la actualidad existen diferencias significativas en las políticas de privacidad de los buscadores – principalmente en aspectos como los criterios de conservación de datos personales y las políticas informativas-, criterios que según la AEPD es preciso aproximar hacia los extremos más garantistas para que se minimicen los riesgos para la privacidad de los usuarios.

    La AEPD considera que los buscadores de Internet tratan y retienen grandes volúmenes de datos de los usuarios a los que ofrecen sus servicios, entre ellos se encuentran datos que permiten la identificación del usuario como son la dirección IP y los derivados del uso de dispositivos que almacenan las preferencias del usuario (Cookies), o datos facilitados por los propios usuarios a la hora de registrarse en un servicio, como correo electrónico o blog´s. Sobre estos últimos, la AEPD llama la atención sobre el hecho de que su tratamiento pueda permitir registrar las actividades que el usuario lleva a cabo en Internet, existiendo la posibilidad de configurar perfiles de éste, que pueden ser utilizados por la empresa sin que el interesado fuera consciente ni estuviera suficientemente informado.

    Mi pregunta es que si los usuarios queremos utilizar estos servicios tal y como están configurados, y además, lo más importante SOMOS LIBRES DE UTILIZARLOS O NO, me cuesta entender la actitud totalmente intervencionista de la Agencia Española de Protección de Datos, ya que seguro que en los avisos legales se informe de estos extremos. (Sería interesante preguntar a los profesionales de la Agencia Española si cuando instalan un software en su ordenador se leen las condiciones de, seguro que no…y ahora se meten con los buscadores, cuesta de entender).

    Que nos se le olvide a nadie que la AEPD puso el año 2006 sanciones por valor de más 24.000.000€, no me he equivocado con los ceros, el importe es el correcto. Por cierto que la suma total de las sanciones del resto de agencias de protección de datos de la Unión Europea no suma lo que la Agencia española sanciona. ¿No será que somos más papistas que el papa?

    El impacto que la actitud completamente intervencionista de la legislación española y de la actividad de la AEPD causa daños a la economía y limita el desarrollo de la sociedad de la información. Esta frase NO ES retórica, para quien le interese el dato, una empresa americana cotizada en bolsa en el año 2006 decidió suprimir sus filiales españolas como consecuencia de la persecución que han sufrido en materia de protección de datos.

  12. Hola, muy interesante articulo, la verdad siempre e estado un poco paranoico con respecto al tema, pero nunca hize nada por evitarlo…sigo compartiendo informacion jojo. Tambien creo que si alguien tomara el contro de internet..tendria el contro de muchas cosas…pero por ahora estamos seguros, creo….cuando WWW sea mas masiva aun y la automatisasion de sistemas basados en la red sea mayor estaremos en problemas…si alguien toma el control de todo esto, claro.

    Con respecto a lo que dijo Marta Tatiana hace mucho tiempo….los japos hizieron un anime mas paranoico que el que ella mensiona, se llama “Serial Experiments Lain”, y trata sobre el tema, sobre los dilemas de la red y lo peligrosa que puede llegar a ser si evoluciona mucho…claro, le mete un poco de fantasia tambien jojo!

    notese que la informacion del articulo aun sigue siendo usada a mas de un año de su publicacion…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s