Antes me aburría mucho

Cuando vivía en casa con mis padres me aburría muchísimo. Tanto que tenía que buscarme actividades como aprender idiomas, ir al gimnasio, aprender a bailar, hacer cursillos de actualización profesional, ir al cine, al teatro, o incluso llamar a un amigo simplemente para ir a pasear y charlar de cualquier cosa. Pero desde que no vivo en casa mi vida ha cambiado por completo. Ahora tengo un montón de cosas excitantes que hacer.

Ir de compras por ejemplo. Antes mis padres hacían la compra. Ahora me la tengo que hacer yo mismo, lo que implica decidir cuándo ir, hacer una lista de lo que necesito, repasar cada día para ver qué me falta e ir después del trabajo si es que la necesidad no puede esperar. Hacer la compra es una actividad llena de retos, como cuando no encuentras lo que buscas y tienes que reaccionar rápido para comprar otra cosa. Incluso he desarrollado una estrategia propia. Y qué me dices de las conversaciones que se pueden establecer con el personal de las cajas? Incluso mejora tus habilidades comunicativas.

Otra gran actividad es la limpieza de la casa. Debes tener una buena estratégia. Yo primero ordeno todo, saco el polvo y limpio el baño, luego paso el aspirador, y finalmente paso el mocho. Lo mejor de todo es que al cabo de tres o cuatro días todo empieza a estar sucio, con lo que puedes empezar a limpiar de nuevo. Y eso sin comentar la cocina, que con lo sucia que se pone cada vez que haces la más mínima comida, la puedes limpiar cada día.

Otra más es hacer la colada, cuya particularidad es que no puedes mezclar colores oscuros con colores claros. A veces te toca hacer una colada sólo de ropa blanca de algodón si está muy sucia, porque la puedes lavar con agua más caliente, que limpia mejor. También es muy importante controlar el tipo de tejido, ya que algunos necesitan programas más “delicados”. Y todo ello sin olvidar que cada día usas ropa, con lo cual hay que programar las coladas cuidadosamente no sea caso que te levantes una mañana, no tengas calcetines negros y tengas que usar unos blancos, al mejor estilo Michael Jackson.

Pero sin duda lo mejor es planchar. Aunque parezca sorprendente, cuando haces la colada, la ropa no sale seca, plegada y lista para poner en el armario; tienes que ponerla a secar y luego plancharla. Eso te da todo un mundo de nuevas actividades. Planchar significa coger cada una de las prendas que has lavado y pasarles la plancha por encima. Y no es sólo eso. Cada prenda tiene su propia personalidad, sus necesidades: unos pantalones se planchan distinto que una camisa. Incluso el mismo tipo de prenda se plancha distinto dependiendo del material. A veces, después de pasar unos minutos planchando una camisa te das cuenta de que has hecho la “raya” mal, con lo que puedes empezar de nuevo. De hecho, gracias a planchar he re-descubierto el placer de ver TV. Ahora puedo disfrutar de mútiples programas en mis muchas horas ante la tabla de planchar.

Quien necesita cines, teatros, idiomas, gimnasios o amigos cuando puedes hacer las faenas de la casa?

19 comentarios

Archivado bajo Cotidiano, Humor

19 Respuestas a “Antes me aburría mucho

  1. Ufff ¡Qué razón tienes! La cantidad de tiempo que teníamos antes, ¿verdad? ¿Y qué nos queda a partir de ahora? ¡Que cuando tengamos hijos nos terminen de quitar el poco tiempo que nos queda! :-D ¡Que vida esta! xDDDD

  2. Joo… yo que me he apenas levantando y estaba desayunando delante del ordenador, relajada… y solo de leer tu post me has hecho recordar: tengo que ir a comprar, limpiar, hacer la colada y un montón de cosas que planchar!!! qué estrés!!!

  3. S

    Hola!!

    Lo mas gracioso del post es que entre tus actividades anteriores habia clases de baile :-)))

    Un saludo,

    S

  4. gallega85

    Jejejeje,

    tienes más razón que un santo.

    Por cierto, he oido un rumor y quería preguntaros a los que vivís por esos lares si es verdad. Bueno, me han dicho que allí, si alguien te invita a cenar a su casa tienes que llamar por teléfono o enviar una nota dando las gracias después de confirmar la asistencia pero antes de ir a comer. ¿?

    Es que me parece tan difícil que se me hace imposible…

  5. Yo viviendo con mis padres hago la compra, por suerte no siempre, cocino para todos, friego, me lavo mi propia ropa, la chacha limpia la casa y.. uhm.. no se plancha, dios bendiga a la secadora que lo deja todo bastante lisito. :D

    Y sí, menudo faenón.. jijijji y eso que aún no me he independizado. ;P

  6. Oye, pues un día te llamo y te pago por horas :P

    Es broma, pues no sé, yo la verdad que me gustaría independizarme de una vez xD.

    Bueno tío, un post muy ameno.. me ha hecho gracia lo de Michael Jackson.

    Un abrazoo

  7. Lolo no me asustes

    Georgina, y tu que lo digas

    S, bueno, eso es lo que la gente hace, no?

    Gallega85, es la primera vez que lo escucho , de verdad

    Zubiëh, por lo menos tu ya tienes medio camino hecho

  8. Víbora

    Oye, y con lo apañao que eres… ¿te planteas hacer lo mismo en mi casa por horas? Es que ando desesperado buscando chacha, porque yo a todo eso que cuentas le tengo que añadir: hacer los deberes y sacar los niños a jugar.

  9. Caballero, dejame felicitarte por este blog tan bueno. La verdad es que estuve leyendo tu post acerca de la forma de lavar platos y de allí no pude sino buscar otra nota. Lo que quiero decir es que lo he disfrutado mucho.

    Mi esposa es de aquí y yo soy venezolano. Vivo en Londres desde hace cinco años y he conocido personas que siguen eso de llamar antes y después de alguna invitación. Hay otros que van mas allá y te envían una tarjeta de agradecimiento. En fin, si sucede.

    En cuanto a lo de los platos…..En mi casa no sucede gracias a Dios!!

    Saludos.

  10. Añade a todo eso tener una hijita recién nacida y verás lo que queda de toda tu vida personal y social… :)
    No obstante, tiene sus compensaciones. Te lo aseguro.

  11. porfineslunes

    Jaja, bienvenido al mundo apasionante del trabajo doméstico… Ahora ya “sólo” te queda casarte y “subcontratar” la faena,… ;)

  12. gallega85

    Gracias Frank.

    Osea que no me mintieron!!!! pero mira que son educados estos ingleses, no se les escapa nada!!!!

  13. Ra

    Ya te digo, man. Luego hay muchos recién llegados a los que oigo decir: “esta ciudad te chupa la energia, no te deja tiempo para nada!” A esos hay que leerles esta entrada.

  14. Anna

    Ese momento en que tienes tu sitio propio para vivir, sola por fin, y descubres que conviven contigo extraños seres como esos remolinos de pelusas, ese polvo de la televisión, esas gotas de agua en el espejo…
    Es la independencia, ah.

  15. Espérate a tener un churumbel, si es que alguna vez te da por ahí. En ese momento añadirás a la larga lista de tus cosas excitantes una de mis “favoritas”… ¡Cambiarle el paquete al nene cagaito!
    Umm, lovely, lovely… ;)

  16. Víbora, me tenías convencido hasta que nomraste los deberes. A eso no te ayudo.

    Frank, gracias por la ayuda

    porfineslunes, eso si el presupuesto lo permite

    Ra, los hay que se quejan por vicio

    Anna, Es que en las comedias de solteros sólo te enseñan lo bonito

    Rhamnus, ya veo que lo de la descendencia es bastante serio.

  17. Víbora

    Si es por lo de los deberes, de eso me encargo yo y tú de todo lo demás.

  18. Gloria V.

    mmm… la primera vez que me independice, y digo la primera porque realmente tuve que salir de mi casa por un corto tiempo, sentí la libertad jajaja, si te digo… realmente disfrutaba haciendo muchas de las cosas que mencionas por el simple hecho de que lo hacía por mí, y realmente lo extraño, por algo estoy planeando independizarme completamente de nuevo, porque cuando regrese a mi casa, todas esas actividades para “no aburrirte” me desesperan porque se convierten en demasiadas yo solita, soy la unica que estudia y no trabaja, asi que lo utilizan como una excusa barata!!!… bueno, a lo mejor tienen razon jajaja, pero realmente no se siente tan bien como estar sola…

  19. monttse

    Yo cuando vivia con mis padres estaba todo el dia estudiando, haciendo deporte, de fiesta con las amigas…

    Me independice hace muchisimos años y desde entonces me volví supercasera. Lo que necesitaba era independencia. Limpiar lo que ensucia una persona sola no es tanto trabajo…

    Yo compro ropa que apenas necesita plancha, la saco de la lavadora, la tiendo bien estiradita y listo!… ahora… como tenga un dia de “avenate marujil” y me de por planchar… plancho hasta los trapos de la cocina :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s