MacBook Air: cuestión de expectativas

Si crees que los mercados financieros se rigen por sesudos estudios sobre las empresas, su potencial y cosas así te equivocas. Bueno, no del todo, porque algunas veces si va así, pero en la mayoría de casos, el precio de las acciones fluctúa por algo mucho menos sesudo: las expectativas.

Alguna vez has ido al cine a ver una película de la que no esperabas nada y al final has salido gratamente sorprendido? A mi me pasó con L.A. Confidential, una película que todo el mundo con quien hablo le da un aprobado justillo o ni eso. Yo iba esperando pasar un rato de lo más aburrido y salí feliz. Lo contrario me pasó con Los Simpson, de la que todo el mundo decía que era hilarante, y yo esperaba tener que salir de la sala para evitar un ataque de risa, pero resultó ser simplemente pasable. Todo ello viene porque las expectativas tienen un gran efecto sobre nuestras opiniones. Y si no que se lo digan a Steve Jobs, el reverenciado jefe de Apple.

Ayer se celebró el MacWorld 2008, que es donde los Mac-Adictos se reunen para asistir a la presentación de Mr. Jobs, rendirse a sus encantos y wowearse. En pasadas ediciones había presentado el nuevo chip de Intel, y sobretodo el iPhone, la innovación tecnológica líder de 2007. Así que el listón estaba alto. Este año ha presentado como gran estrella un ordenador portátil extra-delgado y extra-ligero llamado MacBook Air. Una maravilla tecnológica sin duda pero, no ha estado a la altura de las expectativas. Parece que es demasiado frágil, que no tiene lector de CD, que sólo se puede conectar de forma inalámbrica a Internet, que no lleva conexión WiMax como se había rumoreado, que la batería no es reemplazable, que sólo tiene una entrada USB y que es demasiado caro $1799 (que es como los americanos dicen $1800). Así que la presentación de un impresionante producto tecnológico resulta ser un fracaso… por las expectativas.

Ahora pensemos en los mercados financieros. Una compañía anuncia que el crecimiento esperado del beneficio es de 10%. Al llegar al momento, su crecimiento es de 20%. Al año siguiente la compañía anuncia crecimiento esperado de 10%. Los mercados esperan más del 10% y empiezan a comprar acciones. El precio sube. Al llegar el día del anuncio de los beneficios estos han subido, exactamente un 10%. Pero los mercados esperaban más, así que los que compraron acciones esperando más beneficios se dan cuenta que están en falso y venden. El precio de las acciones se desploma. El crecimiento del 10% es un fracaso. Y todo por las expectativas. Piensa en ello cuando una película de la que esperabas mucho sea simplemente buena.

3 comentarios

Archivado bajo Economía

3 Respuestas a “MacBook Air: cuestión de expectativas

  1. alberto

    mu bueno

  2. No entinendo de borsa. Eso, y perdón por la opinión, es para los de clase media. Los que somos de origen obrero, y aún teniendo estudios universitarios, y que supuestamente hemos subido en el “escalafón social”, continuamos tieniendo conciencia de clase, no podemos permitirnos el lujo de invertir en bolsa. Por tanto, y aunque estoy segura que quedo fatal afirmando esto, para qué hace falta entender, si nunca vamos a invertir? Aún así, Sirventes, me gusta tu escrito. En el fondo es una reflexión sobre la codicia del ser humano. Esas ansias de ganar sin, aparentemente, arriesgar demasiado. En esta vida no dan duros a cuatro pesetas, o modernizando la frase, euros a 90 céntimos….
    En cuanto a Apple…. Mmmmm tengo una compañera de trabajo que es una Apple-adicta. Bueno en realidad es una toca pelotas, porque los demás ordenadores, son PC y el único que crea conflicto es el suyo. Si nos manda un e-mail con información adjunta no podemos verla con normalidad desde nuestro ordenador, y lo mismo pasa cuando nosotros le mandamos información a ella…. Y a veces te espeta en los morros “qué raritos sois los de PC” Coño!!!! La rarita es ella que con su manía de tener Apple nos monta unos pollos en el trabajo…… Nosé nosé…. este señor Jobs, a veces, no ha hecho más que complicarnos la vida a los pobres que trabajamos a diario con ordenador, y tenemos que sufrir a Apple-adictos cabezones que llevan sus neuras hastas el final y nos tocan las narices a unos cuantos.

    Disculpa Sirventes por el rollo… Pero has tocado dos temas que siempre me han hecho poner un poco frenética…..

    Ánimos y fuerza

    Emma

  3. Víbora

    Siempre se ha dicho que los objetivos (además de cuantificables, etc) han de ser alcanzables, pero yo defendía que no sólo alcanzables, sino claramente superables.
    Gracias por confirmarme con una explicación tan clara.

    Respecto al Mac. Me pasa como a Emma. Tengo un tocapelotas adicto al Mac que no hace mas que pregonar sus maravillas, a lo que siempre le contesto: “lo que tú quieras, pero NO es compatible. Lo que significa que por muy bonito que sea el chino, no me lo hables si quieres que te entienda”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s