Archivo mensual: febrero 2008

Yahoo vs Microsoft y la Condesa Descalza

Yahoo! ha recibido una oferta de compra por parte de Microsoft. Todo el mundo apostaba a que la oferta sería aceptada, hasta que Yahoo! la rechazó. Al parecer no todo es dinero en el mundo de los negocios.

Microsoft es un fracaso en Internet. Al principio lo rechazaron como una cosa pasajera; desde entonces van a contrapié. El único éxito incuestionable es Hotmail (acierto en la adquisición e implementación). Del resto de intentos, ninguno ha llegado a justificar el dinero invertido, y eso les preocupa porque ya se han dado cuenta que Internet es fundamental en el mundo de los ordenadores, y que Google está amenazando con hacer la competencia al procesador de textos, la hoja de cálculo e incluso el mismísimo sistema operativo, pero todo gratis, online. Los de Microsoft ya hace tiempo que se han dado cuenta de que hay que hacer algo.

Por otro lado Yahoo! es uno de los pioneros en Internet, uno de los primeros que consiguieron tener beneficios, y tiene un número de visitas que Microsoft no puede ni soñar. Pero a Yahoo! siempre se le ha reprochado que le falta estrategia empresarial, que trata de jugar en todos los frentes sin ser campeón en ninguno, al contrario que Google, que tiene una estrategia consistente y exitosa. Recientemente Jerry Yang, uno de los fundadores, fue contratado para dar una nueva dirección a la empresa. Uno de sus primeros anuncios fue que iban a despedir a 1000 trabajadores. Todos los medios reflejaron la noticia no como un signo de que en Yahoo se han puesto manos al trabajo, sino un indicio de que las cosas van mal.

Y aquí es donde Microsoft, que estaba esperando entre bastidores la ocasión propicia, ha saltado al escenario con una oferta para comprar Yahoo! a un precio 65% más elevado que lo que vale la compañía en Bolsa. Yahoo!, en vez de hacer una sonrisita y meterse el dinero en el bolsillo, ha rechazado la oferta. Las razones parecen ser que Yang tiene muchas esperanzas puestas en un nuevo proyecto de publicidad que ofrecería anuncios relacionados con los intereses de la persona visitando una página web; como hace Google pero mejor. Además están preparando otro proyecto para fusionar el correo electrónico con redes sociales y ponerlo todo en el teléfono móvil. Sin mencionar que su portal es el más visitado y que algunos de sus productos como Flickr, delicious o Answers son referencias en Internet. Todo parece indicar que en Yahoo! tienen la sensación de que es Microsoft quien necesita la adquisición, no ellos. Y aparte de eso, a pesar de que han tenido algunos acuerdos, Microsoft no les cae muy bien.

Pero Microsoft no va a aceptar un no como respuesta. Parece ser que están tramando un plan para cambiar la cúpula directiva de Yahoo! y poner una nueva que apruebe la venta. El fin de la historia sólo puede ser que Microsft se salga con la suya. Nada ni nadie puede ponerse entre ellos y sus planes. Y eso es precisamente lo que les ha ganado esa imagen de prepotencia. Es lo que genera el rechazo a sus productos en Internet. Y en el fondo, es lo que ha hecho que Yahoo!, al recibir una oferta de ellos, no haya ni considerado decir que si.

Me recuerda un poco a la película “La Condesa Descalza” donde un millonario hombre de negocios sin escrúpulos trata de utilizar a la bellísima Ava Gardner para que le de el glamour que a él le falta. Ella accede a que la gente le vea con él, pero sólo como amigos. Cuando el millonario le pide que además le de amor, ella le rechaza, con lo que él responde obligándola a que le ame. El dinero puede comprar todo, excepto el amor. Curiosamente Microsoft sigue sin entenderlo, cosa que le asegura seguir siendo visto como “el malo” en todos los negocios que intente. Ya ves, que el mundo de los negocios no es tan frío como parece.

Sólo espero que si Yahoo! se decana por alguna alternativa, primero se aseguren de que esa alternativa no ha estado en la guerra (guiño para los que hayan visto la película, y si no eres uno de ellos, ya tardas).

7 comentarios

Archivado bajo Negocios

En defensa de los tacones altos

No voy a negar que los zapatos de tacón alto en mujeres son elegantes, pero tengo cierta animadversión hacia ellos. Y creo que hay mucha gente que comparte mi sentimiento. Evidentemente, para contrarrestarlo hace falta ingenio.

Zapatos de tacón

Como decía, no voy a negar que son elegantes, pero estaremos de acuerdo, que esos zapatos que llevan las mujeres hoy en día, más que zapatos son zancos. Son desmesuradamente altos, lo que perjudica seriamente la columna vertebral. Y no es que los lleven un ratito: van con ellos todo el día. Por eso siempre que una mujer a quien aprecio lleva uno de esos me convierto en el pesado que le dice lo malo que es para su columna.

Si, ya me se todas las excusas: que si estilizan la pierna, que si hacen que los vestidos queden mejor, que si están acostumbradas a andar con ellos y no saben andar con zapato plano… Es como si pudiera ver la situación, con ese grupo de mujeres charlando entre ellas:

-Mi novio es un pesado, siempre con lo de que los zapatos son muy altos.
-Si, yo tengo un amigo que siempre me da la paliza con que si sólo tengo una espalda y me tiene que durar toda la vida, y esto y lo otro.
-Tenemos que inventar algo para que nos dejen llevar los zapatos en paz.
-Ya lo tengo, vamos a decir que las mujeres que llevan tacón alto saben más de fútbol. Así seguro que no nos critican más.
-No creo que podamos justificar eso. Además, eso significaría que tendríamos que tragarnos esos insufribles partidos, y por ahí no paso.
-Pues si con el fútbol no funciona, sólo nos queda una alternativa…
-Si, pero cómo lo argumentamos?
-Decimos que andar con zapatos de tacón alto mejora la experiencia sexual.
-Si! Perfecto! Así nos dejarán llevarlos e incluso nos comprarán nuevos.
-Bien! Yo me encargo del estudio.
-Yo haré unas cuantas llamadas a mis amigas periodistas.
-Si, ya puedo ver los titulares…

Los tacones altos podrían mejorar la vida sexual

Si el estudio no nació de una conversación como esta, seguro que se pareció mucho

4 comentarios

Archivado bajo Humor

Frases útiles en inglés: “Me and my friends”

Yo y mis amigos vamos a la playa. Eres capaz de decir eso y quedarte tan ancho? Si no es así, este post te va a gustar.

Hoy por hoy, soy incapaz de decir una frase como la anterior. “Yo y mis amigos”, “yo y mis padres”, “yo y mis compañeros”… Suena mal, y no sólo eso, siento un eco de alguien que dice “El burro delante pa’que no s’espante”. Cuando iba a la escuela, si en algún momento cometía el error de poner el “yo” antes que la compañía siempre había alguien que estaba preparado para señalarme que eso estaba mal. Hasta tal punto, como digo, que hoy soy simplemente incapaz de decirlo.

Pero en inglés no hay nadie que te reproche si dices “Me and my friends” o “Me and my mates“. Lo escuchas en todas partes: en la calle, en el trabajo, en la TV, en los anuncios, en canciones, en todas partes. Supongo que no está bien dicho, pero al parecer a nadie le importa demasiado. La única ocasión en que he escuchado a alguien corregir la frase fue viendo el musical “Guys and Dolls”, donde la mujer del Ejército de Salvación le corrige a una muchacha que no parece tener muchos estudios diciendo “no es me and my friend sino my friend and I“.

Así que si al igual que yo, tienes un trauma infantil no con la frase sino con los detallistas que se empeñan en corregirte, hablando en inglés estás a salvo.

Más frases, palabras y expresiones informales para el día a día en inglés pinchando en el link.

24 comentarios

Archivado bajo Cultura Inglesa, inglés

Los insultos son buenos para el negocio

La Formula 1 está empezando a atraer comportamientos moralmente reprochables por parte de los aficionados. Buenas noticias para la Fórmula 1.

La prensa inglesa anda desasosegada por los abusos racistas que el piloto inglés de F1 Lewis Hamilton recibió de algunos de los asistentes a los entrenamientos del pasado fin de semana en el Circuit de Catalunya. Comentan que algunos aficionados le silbaron, abuchearon y gritaron cada vez que andaba cerca del camión que utiliza para descansar. Los medios hacen especial hincapié en un pequeño grupo que se había pintado la cara de negro y lucían camisetas con el lema “Hamilton’s family”. El piloto ha declarado sentirse “entristecido” por los acontecimientos.

Lo de los tipos con betún en la cara supongo que viene de la presencia de familiares de Hamilton en los circuitos. Según tengo entendido los medios de comunicación españoles tienen cierta tírria al padre, cosa que los aficionados han reproducido. La escena en las gradas del circuito no es racismo, sino una muestra del humor grosero que tanto gusta. Otra cosa son los silbidos y abucheos, que son algo mucho más personal. Y ahí es donde vienen las buenas noticias.

Cuando hace algunos años yo contaba a mis amigos que me gustaba la F1, su respuesta era que es un deporte aburrido viendo unos coches dando vueltas a un circuito sin siquiera adelantamientos. Hoy en cambio puedes pasar horas discutiendo sobre aerodinámicas, compuestos de pneumáticos o estrategias de equipo. El hecho que Hamilton le “quitara” el campeonato a Alonso el año pasado (aunque al final lo ganó Ferrari) generó lo mejor que puede ocurrir: el malo. Ahora ya no es sólo ver ganar a Alonso, los aficionados pueden ir al circuito a mostrar su odio y rencor hacia el artífice de tamaña afrenta al campeón español. Creo imprescindible que se cree un equipo español en el que los pilotos sean principalmente españoles o si son extranjeros que sean los mejores. Así los medios de comunicación podrán decir aquello de “el equipo español”, y cuando un piloto cambie de de escudería los aficionados irán al circuito armados con pancartas y dispuestos a silbarle cada vez que tengan la ocasión. Pero hay que hacerlo rápido, aporvechando el momento: quien iba a decir que 50.000 personas iban a asistir a un entrenamiento (ni siquiera la carrera)!

El último paso en la aceptación de la F1 como un deporte de masas es que se retransmitan las carreras por la radio, de manera que cuando a la esposa/novia/compañera se le ocurra pasar un domingo haciendo algo que no sea postrarse en el sofá viendo deportes y creando michelines, el marido/novio/compañero podrá ir por la calle escuchando la pasión del motor.

Los medios de comunicación españoles están haciendo un buen trabajo convirtiendo esta anécdota estúpida en algo político, una agresión a España, a fin de azuzar los ánimos y asegurarse audiencia. Pero medios y sponsors deben darse prisa en crear una estructura fiable para generar nuevos pilotos, no sea que la F1 caiga en el olvido como otros superinteresantes deportes como ciclismo, atletismo o esquí de fondo.

Yo pongo mi granito de arena: los ingelses nos tienen manía. Ale, ya está.

10 comentarios

Archivado bajo chorradas, Espectáculos, Humor

El arte de España visto desde la BBC

La BBC es un referente mundial en cuanto a documentales, así que al ver en la programación que iban a emitir una serie documental llamada “El Arte de España”, las expectativas eran muy altas. Y la verdad es que no defraudó.

Durante el tiempo que he estado en Londres he tenido ocasión de ver grandes documentales sobre arte explicados de forma amena en el inconfundible estilo de la BBC. Porque un documental sobre arte no tiene que ser una insufrible sucesión de cuadros, estatuas y edificios con música para dormir y una voz monotónica que lee su texto como quien lee el Boletín Oficial del Estado. Hasta hoy he visto documentales sobre Italia, Florencia, Venecia, Francia, París, pero nunca sobre España. Pero el pasado Jueves eso se acabó (si vives en el Reino Unido tienes ocasión de verlo todavía; lee la nota al final del post).

El primer capítulo empieza con una versión en inglés del inconfundible “Que viva España”, con imágenes de ingleses en la playa mientras la voz en off dice que para muchos España no es más que dos semanas en la playa. Pero la música desaparece y la voz dice que España es mucho más que eso. Y yo me frotaba las manos pensando que la cosa prometía.

El primer capítulo iba sobre la España Andalusí, y empezaba relatando cómo Abderramán conquistó Gibraltar y le puso nombre en su honor (humilde el chico). Enseguida empieza a hablar de la Mezquita de Córdoba, con sus arcos que nunca terminan. También cuenta cómo los cristianos de muchos años después plantaron una iglesia en su seno, y cómo el mismísimo Carlos V se arrepintió al ver el resultado (podría haberlo pensado antes). El narrador, que cuenta todo a la cámara, y a quien vemos paseando por todos los lugares hablaba también de cómo Córdoba, en la “Época de Oro” era una sociedad que permitía la vida de musulmanes, judíos y cristianos en la misma ciudad. Hablaba de cómo Córdoba era la ciudad más importante de Europa, y gracias a la cual ciencias, cultura, arte, cocina y todo tipo de productos exóticos pasaron a formar parte de la cultura occidental.

En cierto momento, aprovechando la excusa de pasear por el barrio de Triana en Sevilla dijo que la mezcla cristiana, gitana y musulmana generó el nacimiento del Flamenco; el flamenco como forma de arte. Claro, ahí viene lo inevitable en una serie de la BBC, y es que el narrador le pide a una gitana que le enseñe a cantar flamenco, con el resultado que ya te imaginas. Esta forma de ponerse en evidencia delante de las cámaras es algo típico de los documentales culturales de la BBC.

Hacia el final, nos cuenta cómo la presión de los reinos cristianos hace retroceder a los musulmanes, hacia las montañas, donde el último reino taifa florece. Llegamos entonces a la maravillosa Granada, con su inigualable Alhambra.

En cierto punto del capítulo, ya hacia el final, el narrador cuenta horrorizado que en varios momentos de la historia de España, los musulmanes de Al-Andalus fueron reducidos a una mera figura de “malos”, describiendo la era en que reinaron en España como una época oscura. Él dice que es todo lo contrario, y que la España Andalusí añadió una gran riqueza para España y pare el mundo occidental.

La verdad es que no hace falta que se horrorice más. En la España de hoy en día, nadie en su sano juicio negaría lo importante que Al-Andalus fue en su tiempo, y mucho menos se atrevería a negar la gran riqueza que añadió a la cultura española. Me parece a mi que su horror venia de la envidia sana… Veremos cómo va el episodio del próximo jueves.

Nota: Si estás en el Reino Unido y te pediste el episodio, visita el iPlayer de la BBC. Una vez allí teclea en el pequeño buscador “art of spain” y pincha en “Find Programmes”. Puedes verlo online, o puedes bajártelo. Yo recomiendo este segundo método, para lo que vas a tener que bajarte el “Download Manager”, pero te va a permitir ver el programa cuando te convenga. Eso si, bájatelo antes del jueves 7 de Febrero, porque es la fecha límite.

7 comentarios

Archivado bajo Arte, TV